Desprendimiento prematuro de placenta: causas, síntomas y tratamiento

El desprendimiento prematuro de placenta (desprendimiento de placenta) es una complicación muy grave durante el embarazo que pone en grave peligro la vida y salud tanto del feto como de la madre.

¿Qué es el desprendimiento prematuro de placenta?

Como regla general, cuando se reconoce un desprendimiento prematuro de placenta, cesárea se induce lo antes posible, siempre que el niño ya sea viable. Estadísticamente, el desprendimiento prematuro de placenta ocurre en menos del uno por ciento de todos los embarazos naturales. El desprendimiento prematuro de placenta ocurre cuando el placenta - que suministra nutrientes al feto - se desprende parcial o completamente del útero antes de que nazca el niño. Este desprendimiento produce sangrado uterino, es decir, sangrado en el útero. Esto, a su vez, conduce, si no se trata, a choque de sangre pérdida (hemorrágica choque) en la madre, así como a una aguda insuficiencia de oxígeno para el feto (hipoxia), e incluso la muerte del niño por falta de oxígeno.

Causas

La causa del desprendimiento prematuro de placenta puede ser, por ejemplo, un golpe o golpe muy violento en el abdomen, como el sufrido en una caída por escaleras o en un accidente de coche. Rotura prematura de las membranas, es decir, rotura prematura de la Saco amniótico antes del inicio del trabajo de parto, también puede causar desprendimiento prematuro de la placenta. Alta presión sanguínea (hipertensión) se considera un factor contribuyente, por lo que las mujeres embarazadas que sufren de hipertensión tienen un mayor riesgo (incluidas otras complicaciones). La probabilidad de desprendimiento prematuro de placenta aumenta con el número de embarazos previos, es decir, el riesgo específico de la persona aumenta, estadísticamente hablando, con cada hijo adicional.

Síntomas, quejas y signos.

El desprendimiento prematuro de placenta afecta a las mujeres antes del nacimiento de uno o más hijos. En un buen tercio de todos los casos, no se produce ninguna queja. El desprendimiento solo se puede detectar con un ultrasonido escáner. Es extremadamente leve. Además, se pueden distinguir formas avanzadas y graves, que muestran síntomas típicos. En el caso del desprendimiento avanzado, las mujeres se quejan de sensibilidad en el Área abdominal. La parte inferior del abdomen en particular se ve afectada. Dolor ocurre repentinamente, sin causa externa aparente. En esta forma de desprendimiento de placenta, se produce un sangrado menor de la vagina, también conocido como punteo. Es la intensidad del sangrado lo que indica el grado de desprendimiento. Una fuerte descarga de sangre de la vagina se refiere a una forma pronunciada. La dolor en el capítulo respecto a la Área abdominal luego resulta ser severo. Son constantes y continúan intensificándose. Si una gran pérdida de sangre ocurre, choque y los trastornos de la coagulación son típicos. La mayoría de las mujeres embarazadas están llenas de ansiedad. La corazón la tasa aumenta. El desprendimiento prematuro de placenta, en su forma más pronunciada, también afecta al feto. Sufre de una falta de oxígeno. El latido del corazón cambia patológicamente. En casos raros, incluso muere en el útero.

Diagnóstico y curso de la enfermedad.

El desprendimiento prematuro de placenta casi siempre se asocia con dolor en el abdomen y a menudo se acompaña de sangrado abundante, palpitaciones importantes y problemas circulatorios graves. Por lo tanto, el hecho de que exista un problema se suele advertir de inmediato, de modo que en casi todos los casos de desprendimiento prematuro de placenta hay un tratamiento inicial rápido en el hospital. El diagnóstico confirmado se realiza allí sobre la base de un ultrasonido examen o bien una prueba de coagulación (de la sangre de la madre). El desprendimiento prematuro de placenta pone en peligro tanto la vida del feto como la vida de la madre; mientras que alrededor del uno por ciento de las madres afectadas pierden la vida, la probabilidad de perder al niño varía del 10% al 50%, según la semana de gestación y el peso del niño. Por lo tanto, aunque el desprendimiento prematuro de placenta es una enfermedad muy rara el embarazo complicación, tiene la tasa de mortalidad más alta de todas las complicaciones comunes durante el embarazo.

¿Cuándo deberías ir al médico?

Desprendimiento de la placenta puede ocurrir naturalmente exclusivamente en niñas sexualmente maduras o mujeres embarazadas. En principio, cuando el embarazo se detecta, se debe consultar y cooperar con un médico. En el proceso de crecimiento de la fetoSe deben discutir los desarrollos esperados y posibles en el curso de todo el embarazo, así como el parto. La futura madre debe informarse ampliamente sobre los próximos cambios y hacer los arreglos necesarios para el curso del parto. Debido a la multitud de complicaciones y adversidades, un parto no debe tener lugar bajo ninguna circunstancia sin la presencia del personal médico de enfermería. En general, es aconsejable tener un parto hospitalario, ya que la mejor atención médica posible está disponible en caso de cualquier alteración. En particular, si un embarazo de alto riesgo se evalúa, se debe visitar un hospital no más tarde del inicio del trabajo de parto. Si ocurren irregularidades o anormalidades durante el parto, esto es monitoreado por parteras, enfermeras o médicos presentes. Reaccionan de inmediato para que no surjan situaciones que pongan en peligro la vida de la madre y el niño. En el caso de punteo, dolor inusual o preguntas sin respuesta, la consulta con obstetras capacitados médicamente debe llevarse a cabo durante todo el embarazo y especialmente durante el parto. Cuanto mejor se puedan describir las quejas existentes, más rápidamente se podrá documentar la causa de las irregularidades.

Tratamiento y terapia

Como se describió al principio, si se confirma el diagnóstico y el niño ya es viable, una cesárea casi siempre se realiza, durante el cual se extrae quirúrgicamente al niño del útero. Si, por otro lado, el niño aún no es viable, es decir, si se produce un desprendimiento prematuro de placenta antes del final de la semana 34 de gestación o si se retrasa el desarrollo fetal, se puede intentar reducir el trabajo de parto con medicación, retrasando así lo necesario cesárea hasta que el feto haya alcanzado la viabilidad (especialmente con respecto a pulmón madurez).

la prevención del cáncer

Las opciones para la prevención del desprendimiento prematuro de placenta son pocas. Como se mencionó anteriormente, el principal factor de riesgo que se puede influir es la presencia de hipertensión en la madre. Si se conoce el problema, se puede tratar antes del embarazo con medicación o de forma convencional (reducción del peso corporal, cambio de dieta, actividades físicas específicas). Además, el riesgo de desprendimiento prematuro de la placenta aumenta con el número de embarazos previos, por lo que a veces se aconseja a las madres en riesgo que se abstengan de tener otro embarazo. Además, durante el embarazo, pero también para otros salud Motivos: debe evitarse en la medida de lo posible la práctica de actividades físicamente estresantes o peligrosas, en cuyo contexto podría producirse un traumatismo en la región abdominal y desencadenar un desprendimiento prematuro de placenta

Seguimiento

El desprendimiento prematuro de placenta durante el embarazo es siempre una emergencia de cuidados intensivos porque las vidas de la madre y el bebé están en riesgo. Se produce una hemorragia interna grave y a menudo placenta junto con el útero deben extirparse quirúrgicamente. Debido a las muchas posibles complicaciones, la atención de seguimiento después de un desprendimiento prematuro de placenta es muy importante. La pérdida de sangre grave puede debilitar en gran medida a la mujer afectada y Lead a anemia. Aquí, como parte del cuidado posterior, se debe verificar si el cuerpo ya se ha recuperado de la pérdida de sangre o si más medidas son necesarios. Especialmente en el caso de un parto por cesárea y la posible extirpación de todo el útero, la atención de seguimiento es importante para controlar el resultado heridas postoperatoriamente. La cicatrización de heridas se examina durante la atención de seguimiento, al igual que cualquier dolor, cuya causa se puede investigar más a fondo a través de ultrasonido. El desprendimiento prematuro de placenta es una emergencia grave, lo que hace que sea especialmente importante que las personas afectadas asistan a sus citas para la atención de seguimiento después del evento. Además, a veces complicaciones potencialmente mortales, como hemorragia interna renovada o retraso cicatrización de la herida Por lo general, puede evitarse mediante un seguimiento estrecho, pero requiere la cooperación del paciente.

Puedes hacerlo por ti mismo

El desprendimiento prematuro de placenta es una emergencia médica. Después de una caída o signos de desprendimiento de placenta, el primer paso es llamar a los servicios de emergencia. Entonces, la mujer afectada debe permanecer quieta. Se debe informar al médico de urgencias sobre la situación. Después de eso, es necesario el tratamiento en el hospital. La medida más importante es mantener la calma e informar al médico del hospital de la forma más completa posible sobre el incidente. Dado que el desprendimiento prematuro de placenta a menudo es fatal, las mujeres afectadas a menudo también necesitan apoyo terapéutico. Esto puede apoyarse en conversaciones con la pareja y otras personas afectadas. Asistir a un grupo de autoayuda o registrarse en un foro de Internet para los padres afectados también se ofrecen como apoyo medidas. Además, se debe tratar cualquier dolor asociado con el desprendimiento de placenta. Es importante tomar el prescrito analgésicos. En el mejor de los casos, esto debe ser monitoreado por la pareja o un familiar, ya que las mujeres afectadas generalmente se encuentran en una situación de shock. Una vez finalizado el tratamiento, se debe mantener nuevamente una discusión con el ginecólogo y un terapeuta, en la que se aclaran las preguntas abiertas.