Alergia al látex: causas, síntomas y tratamiento

Alergia al latex es una hipersensibilidad patológica al látex. Este material puede estar presente en varios productos básicos debido a sus excelentes propiedades. Estos incluyen ropa, condones, colchones y artículos médicos, por lo que alergia al latex afecta particularmente a personas con profesiones médicas.

¿Qué es la alergia al látex?

Alergia al latex es una de las alergias ocupacionales más comunes. Los afectados son alérgicos al látex natural, que se elabora a partir de la savia del látex de los árboles del caucho. Algunos tampoco pueden tolerar el látex artificial. La alergia se divide en dos tipos diferentes de reacción. Por un lado está el tipo inmediato, que reacciona de forma alérgica a determinados proteínas en el caucho. Por otro lado, está el tipo tardío, en el que se produce irritación debido a ciertos aditivos en el látex. Los síntomas característicos incluyen irritación patológica del piel en la parte del cuerpo que entró en contacto con el látex. Además, estos piel Las irritaciones pueden tener efectos negativos en las membranas mucosas del nariz, ojos y estómago. Si un látex agudo alergia no se trata, amenaza la vida choque anafiláctico puede ser provocado.

Causas

Las causas del látex alergia se encuentran en los ingredientes de los productos de látex, que desencadenan hipersensibilidad en las personas afectadas. Por un lado, el reacción alérgica puede ser causado por proteínas, que están contenidos en látex natural y suelen ser residuos de productos industriales. Estas proteínas puede formar cierta IgE anticuerpos, que son rechazados por el cuerpo con irritación. Además, los aditivos que se agregan al caucho leche durante la producción del látex puede causar piel irritación. Los aditivos incluyen sustancias como tintes, antioxidantes, aceleradores de vulcanización, anti-envejecimiento agentes y vulcanizadores. Mediada por ciertas células del sistema inmunitario, estos alérgenos producen salud síntomas solo después de un período de más de doce horas. Por lo tanto, la alergia al látex no siempre es evidente de inmediato.

Síntomas, quejas y signos.

La alergia al látex muestra básicamente la misma sintomatología que otras alergias. En consecuencia, los síntomas varían desde un malestar leve hasta un choque anafiláctico. Sobre todo, la alergia al látex provoca reacciones de contacto. La piel se enrojece y se pueden formar ronchas. A veces también hay eczema en la piel. Las ronchas y el enrojecimiento pueden permanecer localizados o diseminarse. El picor que a menudo los acompaña puede variar en intensidad. Si el enrojecimiento se extiende, también suele haber hinchazón de los ojos. Además, síntomas similares a los del heno fiebre puede ocurrir. Por ejemplo, ocasionalmente hay secreción alrededor de los ojos o fuera del nariz. Ocasionalmente, hay sangrado del mucosa nasal. Hay un aumento de hinchazón en el nariz y desgarro. Además, pueden aparecer síntomas gastrointestinales, que pueden incluir calambres o diarrea. Los síntomas graves incluyen dificultad para respirar y tos intensa. En algunos casos, se produce hinchazón dentro de la garganta. El contacto intenso con el alérgeno puede provocar reacciones alérgicas. choque. La intensidad de los síntomas depende de la duración y el tipo de exposición y la gravedad de la alergia al látex.

Diagnóstico y curso

Antes de examen físico, el médico pregunta detalladamente al paciente sobre su estilo de vida u ocupación, ya que existen grupos de riesgo ocupacional para la alergia al látex. A esto le sigue un prueba de pinchazo. En esta prueba, el paciente se pone en contacto controlado con sustancias de látex para determinar si se produce irritación de la piel. Ocasionalmente, un sangre También se realiza una prueba en forma de prueba RAST, pero esto tiene poca importancia. Otras posibilidades de diagnóstico son una prueba de provocación y una prueba epicutánea. Si se ha diagnosticado una alergia al látex, generalmente persiste durante toda la vida. Sin embargo, puede verse influido positivamente por un tratamiento eficaz de los síntomas agudos y la evitación constante de los alérgenos. Si no se trata y no se evita el contacto con el material, los síntomas pueden tomar un curso severo. Por lo tanto, una alergia al látex puede incluso causar choque anafiláctico.

¿Cuándo deberías ir al médico?

Una alergia al látex no siempre necesita tratamiento médico; si se evita el contacto con la sustancia, normalmente no se presentarán molestias. Es necesaria una visita al médico si aparecen signos de alergia por primera vez. Enrojecimiento y piel eczema debe ser aclarado. Especialmente más duraderos o particularmente desagradables cambios en la piel debe ser examinado por un médico. A los afectados se les debe diagnosticar rápidamente cualquier alergia para poder tomar las contramedidas adecuadas de inmediato. No obstante, si se produce contacto con el látex, la persona alérgica debe consultar a un médico de inmediato. Esto es especialmente cierto si se producen reacciones alérgicas graves poco después del contacto. Los síntomas graves, como ataques de tos o dificultad para respirar, requieren tratamiento inmediato y, en casos graves primeros auxilios debe administrarse in situ. En caso de alergia choque, los servicios médicos de emergencia deben ser alertados de inmediato. El tratamiento adicional se lleva a cabo en el hospital. Luego, el paciente debe tener otro prueba de alergia para confirmar el diagnóstico y ajustar la medicación si es necesario.

Complicaciones

La alergia al látex puede causar una variedad de quejas y síntomas. Sin embargo, estos síntomas pueden limitarse con relativa facilidad si el paciente evita por completo el contacto con el látex. La alergia al látex provoca enrojecimiento de la piel cuando se toca o durante el contacto prolongado. También puede producirse picazón. Especialmente durante las relaciones sexuales, la alergia al látex puede Lead a una incomodidad muy desagradable y así evitar por completo que la persona afectada tenga relaciones sexuales. Además, esta alergia también puede Lead a respiración dificultades y, en el peor de los casos, a una pérdida total del conocimiento del paciente. Asimismo, pueden producirse molestias en el estómago e intestinos, reduciendo aún más la calidad de vida. No pocas veces, la alergia al látex también conduce a choque. Como regla general, el tratamiento causal de la alergia al látex no es posible. Los pacientes deben renunciar por completo al látex en sus vidas. En este caso, no ocurren complicaciones. Los síntomas no se presentan si se evita el contacto con el látex. Como regla general, la alergia al látex no Lead a cualquier restricción particular en la vida del paciente. En emergencias agudas, también se pueden usar aerosoles, que pueden aliviar las molestias.

Tratamiento y terapia

Como ocurre con todas las alergias, la más eficaz terapia forestal para la alergia al látex es evitar el contacto con los alérgenos. Si esto no es posible, se deben buscar alternativas adecuadas. Los materiales alternativos incluyen, por ejemplo, látex sintético, PVC y vinilo. En el caso de una alergia grave al látex, también puede ser aconsejable un cambio de ocupación. Además, los afectados deben llevar un pasaporte de alergia. Para las personas muy sensibles, el médico tratante también puede proporcionar un botiquín de emergencia. Consiste en un adrenalina inyección, antihistamínico tablets y cortisona preparaciones en forma de pastillas. Además de la alergia al látex, algunas personas también tienen alergia cruzada a ciertos alimentos. Estos alimentos también deben evitarse. Existe una variedad de opciones para el tratamiento de los síntomas agudos. Estos incluyen antihistamínicos tablets, que se caracterizan por su rápida eficacia, y los glucocorticoides soluciones. Además, un adrenalina se puede usar spray. Actualmente se están realizando estudios clínicos para determinar si hiposensibilización también puede tener éxito en la alergia al látex.

Perspectivas y pronóstico

La alergia al látex normalmente persiste durante toda la vida. En condiciones óptimas, las reacciones del organismo al látex son constantes. Sin embargo, el pronóstico también puede empeorar, y algunos pacientes tienen un aumento de los síntomas documentado a lo largo de la vida. En casos particularmente graves, la hipersensibilidad puede provocar un shock anafiláctico. Existe una amenaza potencial para la vida y se requiere atención médica inmediata. No obstante, muchos pacientes pueden liberarse de los síntomas si evitan total y permanentemente el contacto con el estímulo desencadenante. Administración de medicación u otra atención médica no es necesario para esto. Gracias al desarrollo y la investigación industrial, existen varios productos alternativos que se pueden utilizar. Por lo tanto, los materiales utilizados deben ser controlados por sus componentes. Tan pronto como el látex esté presente en el producto, los afectados pueden, de forma independiente y bajo su propia responsabilidad, buscar productos comparables sin látex. Se pueden crear numerosas alternativas en la vida cotidiana, de modo que se puedan evitar por completo las quejas. Basta con proporcionar al interesado información suficiente y señalar las alternativas existentes. Sin embargo, si se producen irregularidades y deficiencias, se debe comprobar con qué materiales y objetos ha estado en contacto el organismo humano. Cuanto antes reaccione la persona afectada, más rápido se podrá realizar un cambio.

Prevención

No hay preventivos medidas contra la alergia al látex. Una persona no lo posee o no tiene reacción alérgica al látex. Por tanto, preventivo medidas consisten en evitar que las personas afectadas se expongan más al material. Estos preventivos medidas por lo tanto, incluya el uso de materiales alternativos e información completa sobre los objetos que contienen látex. Si la alergia al látex es grave, algunas veces las nuevas reacciones alérgicas solo pueden evitarse cambiando de ocupación.

Programa de Cuidados Posteriores

El cuidado posterior no está disponible para la alergia al látex como tal. Consiste, como con todas las alergias graves, principalmente en la precaución. Por lo tanto, evitar el alérgeno es de suma importancia para la persona alérgica al látex después de la aparición de un reacción alérgica. En el caso de reacciones alérgicas recurrentes e inexplicables, también puede ser necesario buscar intensamente el entorno laboral y vital. Además, una vez superada una reacción alérgica, debe evitarse un mayor esfuerzo para proteger la corazón y respiración. La atención de seguimiento en el sentido médico es necesaria como máximo en el caso de una reacción alérgica grave o un shock anafiláctico. Esto es especialmente cierto si los sistemas respiratorio o circulatorio estaban involucrados. En tales casos, alguien con alergia al látex debe permanecer en el hospital durante al menos un período de observación. En los casos en que el cuerpo de la persona haya resultado muy dañado o debilitado, se deben realizar pruebas de seguimiento. El shock anafiláctico, por ejemplo, puede provocar oxígeno privación en el cerebro, por lo que es importante controlar las funciones cognitivas del paciente después de que se haya estabilizado. En algunos casos, puede ser necesario realizar exámenes de seguimiento a intervalos regulares después de un shock alérgico. Este es el caso, por ejemplo, cuando existe incertidumbre sobre un posible daño orgánico.

Que puedes hacer tu mismo

Las personas afectadas por una alergia al látex pueden hacer algunas cosas en la vida cotidiana para vivir normalmente. Sin embargo, no es posible combatir específicamente la alergia al látex a través de métodos de curación alternativos, un cierto dieta, etc. En cambio, los pacientes simplemente tienen que evitar el látex. El mercado moderno tiene alternativas para casi todos los productos de látex. Esto es especialmente cierto para condones (son adecuados los de poliuretano o condones hipoalergénicos), guantes y similares. Sin embargo, aún deben evitarse ciertos lugares. Por ejemplo, el látex en forma de partículas de polvo se puede encontrar en talleres, tiendas de bricolaje, tiendas de bicicletas, etc. Las personas alérgicas deben evitar estos lugares. Para garantizar la seguridad en caso de un choque alérgico, es aconsejable que la persona alérgica al látex lleve algún tipo de identificación que, de todos modos, transmita a los médicos de emergencia que lo atienden la presencia de una alergia al látex, incluso si la persona está inconsciente. Esto se puede implementar, por ejemplo, en forma de una pulsera SOS o pasaporte de alergia. En los lugares donde las personas afectadas se encuentran a menudo (en casa, en el trabajo, en el automóvil, etc.) se debe depositar un botiquín de emergencia, que se puede utilizar en caso de shock. En caso de alergias cruzadas (especialmente a ciertas frutas), estas también deben evitarse.