Cirugía de Nariz

Sinónimos

Bulbo olfatorio, órgano olfatorio, punta de la nariz, fosas nasales, tabique nasal, puente nasal, hemorragia nasal

Definición

La nariz es una de las características individuales de cada persona. Dependiendo de su forma, la nariz puede ser larga o chata, estrecha o ancha, delicada o en forma de gancho. Sin embargo, todas las narices poseen fosas nasales, alas nasales y un tabique nasal que divide la cavidad nasal en dos mitades.

Desde el exterior, se distingue la raíz de la nariz (pirámide nasal, Radix nasi), el puente de la nariz (Dorsum nasi), la punta de la nariz (Apex nasi) y las fosas nasales (Alae nasi).

  • Cultura
  • Edad y
  • Género

La nariz consta de una parte ósea y otra cartilaginosa. La parte dura y ósea se llama raíz nasal o pirámide nasal y es una especie de base para la parte cartilaginosa de la nariz que se asienta sobre ella.

Consiste en una extensión del hueso frontal (Pars nasalis ossis frontalis) en la parte superior, extensiones del mandíbula superior hueso (Processus frontalis maxillae) en los lados y el hueso nasal (Os nasale) en el medio. La parte cartilaginosa de la nariz es móvil y consta de triangular cartílago (Cartilago triangularis, Cartilago nasi lateralis) en ambos lados. Se asienta en la raíz ósea de la nariz y se conecta a otras partes cartilaginosas de la nariz.

Junto con la punta cartílago (Cartilago alaris major), que consta del puente nasal (columelle, crus mediale) y las fosas nasales (crus lateralale), se determina la forma de las fosas nasales. Además, el triangular cartílago está conectado a la tabique nasal (septum nasi) ubicado en el medio de la nariz. El cartilaginoso tabique nasal (Cartilago septi nasi) determina la altura de la punta de la nariz y puede provocar una nariz torcida, por ejemplo.

Sin embargo, la parte huesuda de la nariz, la hueso nasal (os nasale), interviene principalmente en la forma real de la nariz. Junto con las partes cartilaginosas, una deformidad del hueso nasal Puede formar una nariz jorobada o una nariz en silla de montar. Desde el exterior, la nariz está cubierta de piel.

Como en otras partes del cuerpo, la piel tiene glándulas sebáceas and pelo, razón por la cual los humanos púberes suelen tener espinillas y acné, especialmente en la zona de la nariz. Aunque todas las narices son muy distintas al exterior, siempre encontramos la misma estructura dentro de la nariz. La parte interior de la nariz es más grande de lo que se podría suponer al mirar la nariz desde fuera.

Aquí es donde entra en juego la cavidad nasal se encuentra, que se divide en dos mitades por el tabique nasal (septum nasi). El tabique nasal está formado por cartílago (lámina cuadrangularis, cartilago septi nasi) en la parte anterior y hueso indeformable (lámina perpendicular) en la parte posterior. La parte ósea está formada a su vez por extensiones de otros cráneo huesos.

Estos se llaman hueso etmoidal (Os, porque en realidad está perforado por el olfato los nervios en un punto como un colador, y el hueso de reja (Vomer). El principal cavidad nasal comienza al frente con la válvula nasal y termina con dos aberturas adyacentes, las choanas o "fosas nasales internas", en la garganta. A través de estas aberturas, el aire inhalado fluye hacia la garganta.

Como la nariz exterior, la principal cavidad nasal tiene fronteras por todos lados. El techo está formado por el hueso nasal (Os nasale), una parte del hueso etmoides (Lamina cribrosa) y el hueso esfenoides. El suelo roza nuestro paladar.

Cuando movemos nuestro lengua desde atrás cerca del úvula hacia el frente hacia los incisivos, notamos una transición a una estructura dura. A este paladar duro lo llamamos (Palatum durum), que forma el límite inferior de la cavidad nasal principal de nuestro cavidad oral. Lateralmente, hay estructuras óseas que constan de partes del rostro. cráneo.

Partes del mandíbula superior (maxilar), el hueso lagrimal (Os lacrimale), el hueso palatino (Pallatum) y el hueso esfenoides (Os sphenoidale) están implicados en esta limitación. Aquí están los llamados cornetes nasales, que en realidad se ven así cuando se ven de lado. Los cornetes nasales sirven para agrandar la superficie del mucosa nasal y limitar los conductos nasales.

A cada lado hay tres conchas nasales, una superior (concha nasi superior), una media (concha nasi media) y una concha nasal inferior (concha nasi inferior). Entre ellos se encuentran los conductos nasales (Meatus nasi superior, medius, inferior), a través de los cuales el frío inhalación el aire puede fluir. Es importante para el médico el hecho de que la concha nasal inferior consiste en un hueso independiente, mientras que la concha nasal media y superior suprayacente consiste en extensiones del hueso etmoides.