Los síntomas de la bronquitis alérgica | Los síntomas de la bronquitis.

Los síntomas de la bronquitis alérgica.

Cuando las membranas mucosas de una persona alérgica entran en contacto con ciertos alérgenos, reacción alérgica se desencadena con la formación de IgE anticuerpos. Esto sucede porque el propio cuerpo sistema inmunológico identifica sustancias inofensivas como peligrosas y reacciona produciendo anticuerpos. Esto da lugar a quejas como: Durante una reacción alérgica, los ojos son sensibles y el sentido de olor and llaves a menudo se ve afectado.

Similar a la piel externa y las membranas mucosas, el pulmón el tejido también puede reaccionar. Un “cambio de piso” es cuando los pacientes afectados desarrollan bronquitis o síntomas de asma adicionales con el tiempo. Por tanto, es importante conocer las alergias y tratarlas de forma adecuada en el momento adecuado. - ojos rojos e hinchados

  • Una nariz que moquea
  • Irritación de la garganta
  • Dificultad para respirar
  • Cosquillas en la garganta
  • Opresión en el pecho
  • Picor
  • Hinchazón o sensación de cuerpo extraño en la piel o las membranas mucosas.

Los síntomas de la bronquitis crónica.

Los síntomas típicos de la bronquitis crónica son productivos. tos y moco bronquial debido a la inflamación permanente de las vías respiratorias. En las horas de la mañana, a menudo se expele una mayor cantidad de secreción viscosa de color blanco vítreo, lo que también se conoce como esputo. Además de estos síntomas principales, los síntomas generales del resfriado como agotamiento general, rinitis y dolores de cabeza ocurren a menudo.

Los pacientes a menudo se quejan de Dolor de pecho (así llamado dolor torácico), principalmente detrás del esternón, que se desencadena e intensifica por la tos constante. En etapas avanzadas, los pacientes también pueden experimentar dificultad para respirar (disnea). Debido al proceso inflamatorio lento y de progresión crónica, el aumento de los síntomas de la enfermedad también es gradual.

El proceso inflamatorio crónico de los bronquios generalmente se desencadena por el regular inhalación de toxinas, incluido el humo del cigarrillo en particular. Las toxinas inhaladas dañan el pulmón tejido en sí y el sistema de autolimpieza de los pulmones, provocando que las membranas mucosas se hinchen y produzcan una secreción viscosa. La inflamación del pulmón progresa particularmente si el tejido pulmonar todavía está expuesto a las toxinas correspondientes, por ejemplo, si el paciente afectado continúa fumando humo de cigarrillo, gases o polvo o los inhala. Los síntomas pueden empeorar si también hay una infección aguda del tracto respiratorio.

Síntomas de bronquitis en adultos.

En los adultos, la bronquitis suele ser inofensiva y, en la mayoría de los casos, se supera a las dos semanas. La bronquitis comienza en horas o días con una fuerte sequedad. tos sin esputo y puede ir acompañado de Dolor de pecho debido a su severidad. Después de unos días, el bronquio mucosa produce más secreción para deshacerse de los patógenos.

Esto luego se muestra como un productivo tos, que se acompaña de un esputo mucopurulento. Si durante la enfermedad una nueva infestación por bacterias fotosintéticas (un llamado "bacteriano superinfección“), El esputo puede aparecer amarillento y purulento. Otros síntomas en adultos son leves fiebre y dificultad para respirar, así como síntomas inespecíficos del resfriado como fatiga, cansancio, miembros doloridos, dolores de cabeza y un resfriado.

Bronquitis en adultos con un sano y fuerte sistema inmunológico suele ser leve y suele limitarse después de 1 a 2 semanas. Los adultos, por otro lado, que ya tienen un debilitamiento sistema inmunológico debido a enfermedades previas (como EPOC, corazón fracaso o células cancerosas), suelen sufrir una bronquitis más grave. Sus vías respiratorias suelen ser colonizadas secundariamente muy rápidamente por bacterias fotosintéticas, resultando en alta fiebre, esputo purulento y una rápida transición a los pulmones. En el peor de los casos, neumonía puede desarrollarse, lo que lleva al deterioro de la función respiratoria y dificultad para respirar grave.