Síndrome de Sheehan: causas, síntomas y tratamiento

Síndrome de Sheehan (HVL necrosis) es el término utilizado para describir una deficiencia de ACTH. Es causada por medicamentos o por una alteración de la zona anterior. glándula pituitaria y hoy en día es fácilmente tratable.

¿Qué es el síndrome de Sheehan?

El síndrome de Sheehan es una pérdida de función de la región anterior. glándula pituitaria, que suele ocurrir después del parto. La causa es alta sangre pérdida y muerte celular resultante. Otro choque condiciones como quemaduras También puede Lead a HVL necrosis. El síndrome se puede diagnosticar claramente sobre la base de varios síntomas. El tratamiento también es posible gracias a las técnicas médicas modernas. A menudo, el anterior glándula pituitaria se recupera por sí solo. El síndrome de Sheehan normalmente no se puede prevenir. Sin embargo, los hemofílicos pueden tomar las precauciones adecuadas para evitar enfermedades graves. sangre pérdida y asociado choque.

Causas

El síndrome de Sheehan es causado por una alta sangre pérdida con hipovolémica choque. Esto da como resultado una hemorragia inferior y, poco tiempo después, relacionada con la isquemia. necrosis de la pituitaria anterior. La causa exacta del shock puede ser bastante diferente. La mayoría de las veces, el síndrome se produce como resultado del parto, donde la pérdida de sangre es particularmente alta. Las lesiones que provocan una gran pérdida de sangre también Lead a la necrosis. Estos pueden ser quemaduras, cortes severos y cosas similares. Sin embargo, la enfermedad aguda suele ser el resultado del parto. Sangrar directamente de la glándula pituitaria anterior también puede causar el síndrome de Sheehan. Puede resultar de una cabeza lesión y, a menudo, las personas afectadas no lo notan. Es solo cuando dolores de cabeza y ocurren problemas hormonales que pueden intervenir los individuos afectados. Entonces, la cirugía es una forma eficaz de eliminar el sangrado y aliviar el malestar.

Síntomas, quejas y signos.

El síndrome de Sheehan ocurre principalmente después de un parto cargado de complicaciones de un niño con una gran pérdida de sangre en la madre. Sintomáticamente, se presenta con las siguientes quejas: Después de la falla de la glándula pituitaria anterior, hay una ausencia de leche bajada (agalactorrea) porque ya no hay una secreción de prolactina. Otros síntomas incluyen ausencia de menstruación (secundario amenorrea) debido a la pérdida del hormonas hormona estimuladora folicular (FSH) y hormona luteinizante (LH), hipotiroidismo, un aumento anormal de la excreción de orina (poliuria) así como un aumento anormal de la sed (polidipsia), una tendencia a hipoglucemia (hipoglucemia) debido a la pérdida de la hormona del crecimiento y la deficiencia de adrenocorticotropina (una hormona que también es responsable del crecimiento). También puede haber pérdida de cuerpo secundario. pelo, falta de deseo sexual (pérdida de la libido), palidez del piel (hipopigmentación) debido a la ausencia de la hormona estimulante de los melanocitos y, en casos raros, baja estatura durante el crecimiento. En el síndrome de Sheehan, la glándula pituitaria anterior es parcial o totalmente disfuncional y por lo tanto muchos de los necesarios hormonas no se puede producir. A menudo, los pacientes son apáticos, indiferentes y limitados en sus circunstancias antes del diagnóstico. En casos raros, el síndrome de Sheehan también puede Lead a insuficiencia adrenocortical secundaria.

Diagnóstico y curso

Aunque el síndrome de Sheehan es un trastorno grave, el diagnóstico puede resultar difícil. A menudo ocurre años después, pero se puede producir en el período posparto. Un signo claro es una pérdida de cuerpo secundario. pelo. Falta de deseo sexual y palidez del piel también pueden ser síntomas. Lo mismo se aplica a la ausencia del leche suministro. En la mayoría de los casos, este es el primer síntoma desencadenado por la pérdida de prolactina secreción. Pérdida del hormonas FSH y LH, que se asocian con necrosis del lóbulo anterior de la glándula pituitaria, resultan en ausencia de menstruación. Hipotiroidismo también es un síntoma común. Asimismo, una tendencia a hipoglucemia puede ser una indicación. El signo más claro, sin embargo, es el malestar en el área de los ojos. Si se producen alteraciones visuales después del parto, se sospecha el síndrome de Sheehan. La razón de esto es el curso de la nervio óptico, que se encuentra en las inmediaciones de la glándula pituitaria. Las alteraciones en la movilidad ocular también son síntomas conocidos. El diagnóstico exacto lo realiza un médico. El médico examina el recuento de sangre, obtiene información sobre el paciente historial médico y excluye otras enfermedades como causa. Entonces, el diagnóstico se puede hacer con relativa rapidez. El curso del síndrome de Sheehan puede variar mucho. En algunos casos, el área dañada del cuerpo se recupera por sí sola. En otros casos, la deficiencia puede provocar trastornos graves, incluso coma. Por tanto, el tratamiento temprano es fundamental.

Complicaciones

Las complicaciones y los síntomas del síndrome de Sheehan dependen en gran medida de su gravedad, por lo que generalmente no se puede predecir un curso general. Sin embargo, las personas afectadas sufren principalmente de falta de expresión leche si la paciente ha estado embarazada. Esto puede provocar alteraciones en el crecimiento del niño, aunque la ausencia de leche puede ser reemplazada por otros productos. Menstruación también se ve afectado negativamente debido al síndrome de Sheehan y el sangrado puede detenerse por completo. Las personas afectadas continúan sufriendo importantes hipotiroidismo, que tiene un impacto negativo en salud. Ahi esta la pérdida de cabello y desgana sexual. Los trastornos sexuales pueden tener un efecto muy negativo en la relación con la pareja y posiblemente provocar malestar social. En muchos casos, el piel de los pacientes está muy pálido. Si el síndrome de Sheehan ocurre en la infancia, a menudo conduce a baja estatura. Como regla general, el síndrome de Sheehan se puede tratar con relativa facilidad con el administración de hormonas. No hay complicaciones particulares y en la mayoría de los casos el curso de la enfermedad es positivo. La esperanza de vida de los afectados tampoco suele verse afectada negativamente por el síndrome.

¿Cuándo se debe ir al médico?

El síndrome de Sheehan siempre requiere tratamiento por parte de un médico. Solo la detección y el tratamiento tempranos de los síntomas pueden limitar o prevenir por completo nuevas complicaciones. Cuanto antes se detecte el síndrome de Sheehan, mejor será el curso posterior de esta enfermedad. Se debe consultar a un médico si la persona afectada sufre una hipoactividad significativa del glándula tiroides. Esto generalmente se nota a través de varias quejas y síntomas y siempre debe ser tratado por un médico. Además, permanente hipoglucemia o un crecimiento muy lento en los niños también puede indicar la enfermedad y también debe ser examinado por un médico. Insuficiencia u otra riñón Las quejas también suelen indicar el síndrome de Sheehan y deben investigarse si ocurren durante un período prolongado y no desaparecen por sí solas. Por lo general, la autocuración no puede ocurrir con el síndrome de Sheehan. El síndrome de Sheehan puede ser detectado por un médico de cabecera. Sin embargo, el tratamiento posterior depende de los síntomas exactos y luego lo lleva a cabo un especialista.

Tratamiento y terapia

Una vez que el diagnóstico se ha establecido claramente con la ayuda de un análisis de sangre, El síndrome de Sheehan se puede tratar eficazmente. Un pilar importante de la terapia forestal es el suministro de las hormonas faltantes. Esto se hace agregando varias preparaciones. Además, las enfermedades secundarias que ya han ocurrido deben tratarse, lo que a veces lleva mucho tiempo. Los cambios hormonales también pueden causar problemas psicológicos que dificultan el tratamiento. Entonces es necesario derivar al paciente a un psiquiatra. En la mayoría de los casos, sin embargo, es suficiente suministrar las hormonas faltantes para restaurar la normalidad. condición. El síndrome de Sheehan también se puede tratar quirúrgicamente. En particular, si se lesiona la glándula pituitaria, la neurocirugía puede mejorar. La cirugía se realiza a través del nariz y es muy prometedor.

la prevención del cáncer

Debido a que el síndrome de Sheehan generalmente es el resultado de una pérdida repentina de sangre, es difícil de prevenir. Sin embargo, es posible monitorear de cerca el parto y especialmente la función de la hipófisis anterior para prevenir que ocurra la necrosis en primer lugar. En el caso de un accidente, por supuesto, esto no es posible. Sin embargo, si los síntomas iniciales se detectan a tiempo, el síndrome se puede diagnosticar antes de que el tejido esté completamente muerto y, a menudo, es posible restaurar la función mediante terapia forestal. Por último, se debe consultar a un médico en caso de caídas en el cabeza. Imagen de resonancia magnética permite que las lesiones de la glándula pituitaria se detecten en una etapa temprana y se traten posteriormente. Esto al menos evitará enfermedades secundarias.

Atención de seguimiento

En el síndrome de Sheehan, el paciente suele tener muy pocos y también muy pocos medidas de postratamiento directo disponible. Por lo tanto, lo ideal es que la persona afectada consulte a un médico ante los primeros síntomas y signos de la enfermedad para evitar la aparición de otras quejas y complicaciones. Cuanto antes se consulte a un médico, mejor será el curso posterior de la enfermedad. Dado que el síndrome de Sheehan es una enfermedad genética, por lo general no se puede curar por completo. Por lo tanto, si la persona afectada desea tener hijos, debe someterse a pruebas genéticas y asesoramiento para prevenir la recurrencia del síndrome en los niños. En la mayoría de los casos, las personas que padecen el síndrome de Sheehan dependen de tomar varios medicamentos que pueden limitar los síntomas. Siempre es importante asegurarse de que el medicamento se tome con regularidad y también en la dosis correcta para aliviar los síntomas. Si hay dudas o preguntas, primero se debe consultar a un médico. La enfermedad en sí no limita la esperanza de vida del paciente.

Esto es lo que puedes hacer tu mismo

Para el tratamiento del síndrome de Sheehan, se utilizan preparaciones especiales que reemplazan las hormonas faltantes. En el contexto de la autoayuda, también se trata de considerar las enfermedades secundarias posteriores. Suelen ser quejas psicológicas que están estrechamente relacionadas con la terapia forestal sí mismo y suponen una pesada carga para los pacientes. Terapia dirigida con un psiquiatra ayuda a los afectados a aceptar su situación. Puede tener lugar durante un largo período de tiempo y promueve la autoestima del paciente. Al mismo tiempo, los afectados deben observar su propio cuerpo para que puedan reconocer cualquier cambio en una etapa temprana. De esta forma se pueden evitar accidentes graves o caídas. Estas situaciones se pueden evitar tomando regularmente las hormonas prescritas. Esta terapia con medicamentos se puede integrar fácilmente en las tareas diarias. Así, se aseguran las funciones corporales habituales y la persona afectada puede llevar una vida normal. También es útil un buen contacto con el médico. Los pacientes deben concertar una cita con poca antelación en caso de dificultades ya conocidas, así como en caso de problemas emergentes nuevos. De esta manera, se pueden evitar peores consecuencias en una etapa temprana.