Pletismógrafo: aplicaciones y beneficios para la salud

Un pletismógrafo es un dispositivo que utiliza la medicina para medir variaciones en volumen. Dependiendo del tipo de pletismógrafo, puede calcular la volumen of sangre vasos en brazos y piernas, pulmones o dedo. Además, este método es adecuado para determinar la volumen de los dedo (pulso) y el grado de erección en los hombres. Particularmente en neumología, el pletismógrafo ayuda a obtener información sobre el paciente individual que generalmente no se puede medir con otros métodos.

¿Qué es un pletismógrafo?

El pletismógrafo medidas variaciones de volumen en diferentes partes del cuerpo, centrándose en una parte del cuerpo a la vez. La pletismografía de cierre, la pletismografía por desplazamiento de aire y la pletismografía corporal parecen ser las tres formas más comunes de pletismografía. Para determinar el volumen, el pletismógrafo determina la cantidad de llenado de otra sustancia desplazada. Suele ser aire o agua. Las aplicaciones comunes incluyen estudios de los pulmones y mediciones de grasa corporal.

Formas, tipos y estilos

Los pletismógrafos se pueden dividir en diferentes tipos. La clasificación depende del criterio que se utilice como característica de diferenciación. Por ejemplo, se puede hacer una distinción básica en función del medio cuyo desplazamiento detecta el pletismógrafo. Teóricamente, son concebibles muchas sustancias diferentes que puedan cumplir esta función; de hecho, sin embargo, se trata principalmente de decidir entre agua y aire. Respectivamente, agua los pletismógrafos miden la extensión del desplazamiento en función de la cantidad de agua, y los pletismógrafos de aire determinan el aire desplazado, por ejemplo, de una cámara sellada en la que el paciente se sienta durante el examen. Se puede hacer otra distinción en función de las funciones o aplicaciones. La pletismografía oclusiva se ocupa de la sangre flujo en arterias y venas y, en condiciones favorables, puede determinar si hay una constricción o oclusión de los vaso sanguíneo. Los médicos pueden realizar este examen en las piernas y / o brazos de un paciente. La pletismografía por desplazamiento de aire, por otro lado, se ocupa principalmente de determinar el contenido de grasa corporal de una persona. Esto generalmente se considera un indicador importante de salud. En contraste con simplemente determinar el peso, medir la grasa corporal con la mayor precisión posible permite sacar mejores conclusiones con respecto al potencial salud riesgos resultantes de obesidad u otras condiciones clínicamente relevantes. Algunas personas también se refieren al método de medición de la pletismografía por desplazamiento de aire como densitometría (densidad medición). Una tercera forma de medición de volumen es la pletismografía corporal. Este es un método utilizado principalmente en medicina pulmonar (neumología). Puede perseguir varios objetivos y Lead a una mejor comprensión con respecto a los parámetros individuales tales como respiración resistencia, (total) pulmón volumen o volumen residual. El volumen residual corresponde a la cantidad de aire que queda en los dos pulmones después de la exhalación. Otras formas de pletismografía son menos frecuentes, como la pletismografía de pene o la falometría, que pueden utilizarse, por ejemplo, en el diagnóstico de la disfunción eréctil, o como dedo pletismografía, que puede ayudar a comprender mejor las afecciones cardiovasculares.

Estructura y modo de funcionamiento

En general, el funcionamiento del pletismógrafo se basa en un principio simple que se conoce desde la antigüedad. Según una anécdota histórica, a un filósofo griego se le ocurrió la solución a un problema en el baño. El gobernante le había encargado que averiguara si una corona estaba realmente hecha de puro ORO. Mientras el filósofo se sumergía en su bañera, observó cómo su cuerpo desplazaba el agua. Lógicamente concluyó que el volumen desplazado se puede usar para medir qué tan grande es el volumen de un objeto. Según la tradición, luego salió corriendo a la calle, desnudo y radiante de alegría, para gritar "¡Eureka!" (“Lo encontré”) para celebrar su descubrimiento. Un pletismógrafo funciona con el mismo principio básico. En lugar de medir el agua desplazada, el dispositivo en la mayoría de los casos utiliza el volumen de aire desplazado. Por supuesto, los pletismógrafos modernos no son bañeras, sino que suelen ser cámaras en las que se sienta el paciente; sin embargo, la pletismografía de agua en una forma contemporánea todavía representa una opción seria junto con la pletismografía de aire. En oclusión pletismografía, los médicos no solo pueden utilizar uno de los enfoques descritos, sino que también pueden recurrir alternativamente a la determinación del volumen mediante galgas extensométricas. Como regla, son mercurio medidores de deformación. También se utilizan mucho en arquitectura o construcción, por ejemplo, para detectar variaciones y cambios de materiales.

Beneficios médicos y de salud

Los beneficios de los pletismógrafos se pueden ver en varios campos médicos. Por ejemplo, la medición de la grasa corporal permite una medición casi precisa de la composición corporal. El procedimiento ofrece así una alternativa a otros procedimientos, que pueden resultar mucho más laboriosos. La neumología también se beneficia enormemente de los conocimientos adquiridos con el pletismógrafo. Los médicos pueden usarlo para determinar, entre otras cosas, pulmón y el volumen residual, así como la resistencia respiratoria, sobre la que de otro modo sería difícil obtener datos precisos. Como resultado, el pletismógrafo también puede desempeñar un papel en el diagnóstico y monitorización. of pulmón enfermedades como EPOC. EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) puede adoptar varias formas, todas las cuales se caracterizan por un flujo de aire que empeora progresivamente.