Intervención fisioterapéutica | Ejercicios para el manguito rotador

Intervención fisioterapéutica

Los programas manguito de los rotadores se puede entrenar mediante ciertos ejercicios de fisioterapia. Estos incluyen formación en Rotación externa para los músculos redondo mayor, infraespinoso y supraespinoso, y entrenamiento en rotación interna para el músculo subescapular. Además, los ejercicios de apoyo son adecuados para fortalecer el manguito de los rotadores.

Hay ciertos ejercicios de coordinación que promueven y mejoran la activación dirigida de la articulación del hombro músculos de fijación en caso de inestabilidad. Entrenamiento para Rotación externa Es a menudo más importante que la rotación interna, ya que en la vida cotidiana a menudo nos encontramos en una postura más postrada en la que los hombros se empujan hacia adelante y la rotación externa está restringida. Ejercicios de apoyo como antebrazo apoyo, la posición de cuatro patas o incluso la posición de flexión también entrenan el manguito de los rotadores.

Siempre es importante mantener una buena postura durante el ejercicio y no ejercer una presión excesiva sobre las estructuras articulares pasivas, sino fortalecer realmente los músculos de una manera específica. Los ejercicios se pueden variar y hacer más difíciles levantando pilares de soporte o cambiando el peso. Los ejercicios de apoyo se pueden encontrar en el artículo. ejercicios de fisioterapia atrás.

Coordinación Los ejercicios también suelen ser útiles. Mediante estímulos manuales y resistencias directamente en el hombro cabeza por parte del terapeuta, el paciente puede aprender a activar su manguito rotador de manera específica y se puede mejorar la posible inestabilidad articular. Más tarde, estos ejercicios se pueden hacer más difíciles agregando una pelota u otro SIDA que perturban la concentración en la articulación hasta que también se da una fijación segura en la vida cotidiana.

Se pueden encontrar más ejercicios de movilización para el hombro en el artículo Fisioterapia. Coordinación y Balance Capacitación. Los músculos del manguito rotador ayudan a moverse. la parte superior del brazo en varias direcciones de movimiento, pero también son particularmente importantes para fijar el hombro cabeza en el zócalo y así realizar un trabajo coordinativo. Los cuadros clínicos comunes del manguito rotador son rotura o pinzamiento del manguito rotador.

En los jóvenes, lo primero suele deberse a una lesión, mientras que en las personas mayores, el desgaste también puede provocar la Tendones del manguito rotador a rasgarse. El pinzamiento también se conoce como estenosis del hombro. La cabeza del hombro se desplaza hacia arriba en el encaje debajo del llamado acromion, lo que resulta en un estrechamiento de las estructuras correr allí.

Estos incluyen el tendón de inserción de los músculos supraespinoso e infraespinoso. En esta enfermedad, la extensión del brazo suele ser particularmente dolorosa y limitada. Aquí también pueden ocurrir cambios inflamatorios en la articulación, que en última instancia conducen a artrosis.