Fosfato: lo que revela su valor de laboratorio

¿Qué es el fosfato?

El fosfato es una sal del ácido fosfórico. Se encuentra en el 85 por ciento de los huesos y dientes, el 14 por ciento en las células del cuerpo y el uno por ciento en el espacio intercelular. En los huesos, el fosfato se une al calcio y se almacena como fosfato cálcico (fosfato cálcico).

Además, el fosfato es un importante proveedor de energía: en la plasma celular se encuentran compuestos de fosfato ricos en energía (ATP), que mediante una reacción química suministran a las células energía para diversos procesos metabólicos. El fosfato también es un componente del ADN y actúa como tampón ácido en la sangre y la orina.

La llamada parathormona, que se forma en las glándulas paratiroides, favorece la excreción de fosfato a través de los riñones. Las hormonas del crecimiento, las hormonas tiroideas, la insulina y la cortisona reducen la excreción de fosfato.

El metabolismo del fosfato está estrechamente relacionado con el equilibrio del calcio y la vitamina D. Si la sangre contiene mucho fosfato, al mismo tiempo tiene poco calcio y viceversa.

Si hay demasiado fosfato en la sangre, esto se llama hiperfosfatemia. Esto puede provocar picores intensos, calcificación de las válvulas cardíacas o molestias en las articulaciones parecidas a la gota.

¿Cuándo se determina el nivel de fosfato?

El médico determina el nivel de fosfato de un paciente cuando sospecha un trastorno del metabolismo del calcio. La medición también está indicada en casos de cálculos renales. Además, el nivel de fosfato se determina en el marco de controles de insuficiencia renal crónica, tras una cirugía de tiroides, en casos de trastornos digestivos graves y abuso de alcohol.

El fosfato se determina a partir del suero sanguíneo, el plasma con heparina o la orina recogida durante 24 horas (orina de 24 horas). El paciente debe estar en ayunas cuando se le extraiga la sangre.

Fosfato – valores normales

Valor normal

Adultos

0.84 – 1.45 mmol/l

Infantiles

Recién nacidos

1.6 – 3.1 mmol/l

hasta 12 meses

1.56 – 2.8 mmol/l

1 - 6 años

1.3 – 2.0 mmol/l

7 - 13 años

1.0 – 1.7 mmol/l

más de 13 años

0.8 – 1.5 mmol/l

El rango normal de fosfato en la orina recolectada en 24 horas es de 16 a 58 mmol/24 horas.

¿Cuándo se eleva el valor de fosfato?

Si hay demasiado fosfato inorgánico en la sangre, esto se llama hiperfosfatemia. Las siguientes condiciones pueden ser la causa:

  • Debilidad renal (insuficiencia renal)
  • Acromegalia (enfermedad hormonal con sobreproducción de hormona del crecimiento)
  • Tumores óseos y metástasis (ver marcadores tumorales)
  • Desintegración de las células sanguíneas (liberación de fosfato de las células sanguíneas)

Los niveles sanguíneos de fosfato también están elevados en caso de sobredosis de vitamina D.

¿Cuándo disminuye el nivel de fosfato?

Los niveles de fosfato en sangre disminuyen en:

  • abstinencia de alcohol en el alcoholismo crónico
  • nivel reducido de calcio en la sangre
  • La deficiencia de vitamina D
  • debilidad renal (insuficiencia renal)
  • nutrición artificial (ocasionalmente)

Los niveles elevados de fosfato en la orina pueden indicar hiperparatiroidismo.

¿Qué hacer en caso de valores alterados de fosfato?

Si tiene una deficiencia de fosfato, debe consumir alimentos que contengan mucho fosfato y vitamina D. Estos incluyen, por ejemplo, leche y bebidas carbonatadas. Por el contrario, en el caso de hiperfosfatemia se debe reducir la ingesta de fosfato y vitamina D. Sin embargo, la regulación del equilibrio de fosfato siempre debe realizarse bajo supervisión médica, ya que la concentración de fosfato también puede influir, entre otras cosas, en la función cardíaca.