Dolor en el hueco de la rodilla al trotar | Dolor en el hueco de la rodilla, ejercicios y terapias.

Dolor en el hueco de la rodilla al trotar

Los corredores suelen tener rodilla dolor después de jogging. Especialmente al comienzo del entrenamiento o después de una abstinencia más prolongada de los deportes, esto a menudo se nota y no es preocupante. En este caso, músculo desentrenado y tejido conectivo conduce a una sobrecarga aguda a corto plazo.

Sin embargo, si el dolor persiste durante más de unos pocos días, esta es una señal que debe tomarse en serio. Un inflamación en la rodilla puede asumirse. A continuación, aparecen los síntomas inflamatorios típicos, como hinchazón y calentamiento.

Una inflamación de la bolsa de la rodilla también puede causar dolor en la hueco de la rodilla. Otra posibilidad podría ser la displasia de rótula (mal posicionamiento de la rótula), ya que la rótula está expuesta a un alto estrés, especialmente cuando jogging. Tendinosis, es decir, lesiones del aparato ligamentoso o de la inserción muscular. Tendones, tampoco son infrecuentes, ya que los tendones de unión de los músculos en particular están sujetos a una gran tensión cuando jogging. Para evitar síntomas de sobrecarga en el futuro, debe comenzar su programa de entrenamiento lentamente y luego, dependiendo de su constitución, aumentar gradualmente la intensidad del entrenamiento.

Ejercicios

1. Colgar las piernas Tan simple como suena este ejercicio, es efectivo porque la rodilla articulaciones no se cargan durante este ejercicio, pero se alivian (especialmente en la osteoartritis). Siéntese en un banco o una silla que sea lo suficientemente alta para que sus pies no toquen el piso. La espalda está recta y erguida.

Deslícese tanto hacia adelante que quede un espacio del ancho de una mano entre la parte posterior de la rodilla y el asiento. Ahora deja que tus piernas cuelguen alternativamente. 2. Posición alta con balón Un buen ejercicio para fortalecer el sangre circulación de las piernas, la drenaje linfático de las piernas y el coordinación es lo siguiente: Coloque una colchoneta o almohadilla de gimnasia con el extremo del pie contra una pared Colóquese en posición supina y deslícese tan cerca de la pared que pueda pellizcar una pelota entre sus pies con las rodillas dobladas y moverla hacia arriba y hacia abajo pared con tus pies.

Realice el ejercicio descalzo, de forma lenta y precisa. Varíe moviendo la pelota hacia los lados o movimientos circulares. Ambos pies deben tener siempre contacto con el balón.

3. suelo pierna Entrenamiento de ejes Esta unidad de entrenamiento sirve para la estabilidad lateral en el articulación de la rodilla. Se puede realizar solo o como ejercicio en pareja. Ponte en decúbito supino.

Párese con las piernas y tome una pelota Pezzi o una pelota de tamaño similar y fíjela con los pies (descalzo). Asegúrese de que ambas piernas estén colocadas de tal manera que apunten en un eje recto hacia el final del pie y la pelota forme el centro. Ahora mueva la pelota lentamente hacia y lejos de su cuerpo mientras mantiene el eje recto.

4. se extiende los flexores El objetivo de este ejercicio es lograr una mayor movilidad en los articulación de la rodilla estirando la espalda muslo y menor pierna músculos. En posición supina, tome ambas manos, agarre la rodilla y jálela lo más cerca posible de su cuerpo. Mantenga esta posición durante unos 30 segundos.

A continuación, intente estirar el pierna. Con ambas manos cerca de la parte posterior de la rodilla, agarre el muslo y suelte lentamente la tensión hasta que la pierna se pueda estirar. Mantenga esta posición durante 30 segundos. Más se extiende ejercicios para el articulación de la rodilla se almacenan en el artículo Ejercicios de estiramiento. Se pueden encontrar más ejercicios para la articulación de la rodilla en las páginas