Neutrofilia: causas, síntomas y tratamiento

La neutrofilia se refiere a un número superior a lo normal de granulocitos neutrófilos (neutrófilos) en el sangre. La neutrofilia es una de varias formas posibles de leucocitosis, que se usa comúnmente para describir un aumento en el blanco sangre células, que incluyen neutrófilos. Hay muchos factores endógenos y exógenos, incluidas las respuestas inmunitarias, que provocan un exceso temporal o permanente de granulocitos neutrófilos.

¿Qué es la neutrofilia?

El nombre abreviado neutrófilos se usa a menudo para granulocitos neutrófilos, que son parte del innato sistema inmunitario. Representan una forma específica de blanco sangre células (leucocitos) y hacer la mayor proporción de leucocitos en general. Un aumento temporal o permanente en la cantidad de neutrófilos en la sangre por encima de los niveles normales se denomina neutrofilia. Por lo tanto, la neutrofilia es una forma especial de leucocitosis, que generalmente se usa para describir un aumento en el número de leucocitos. Los granulocitos neutrófilos pertenecen a la defensa inmune innata inespecífica. Están permanentemente "en patrulla" en la sangre y en forma inactiva también se distribuyen como "postes" en el tejido. Un aumento rápido y de corta duración de su número en la sangre puede ser una reacción inmunitaria o puede indicar una enfermedad de los propios neutrófilos. La mayoría de los neutrófilos son los denominados neutrófilos diferenciados, nucleados por segmentos, de los cuales de 3,000 a 5,800 normalmente circulan en la sangre por microlitro. Los granulocitos de neutrófilos con núcleo de bastón, que aún no están completamente diferenciados, normalmente aparecen con un número de alrededor de 150 a 400 por microlitro de sangre.

Causas

La neutrofilia puede ser causada por muchos factores y desencadenantes endógenos y exógenos. En la mayoría de los casos de aumento transitorio de granulocitos neutrófilos, solo causas endógenas, como la liberación de estrés hormonas-particularmente la epinefrina- juegan el papel principal. En circunstancias externas que causan agudos estrés con un aumento abrupto en adrenalina niveles, el cuerpo está preparado para el máximo rendimiento muscular y mental a corto plazo para el vuelo o el ataque. Esto también incluye la precaución de perder la menor cantidad de sangre posible en caso de lesión al contraer la sangre periférica. vasos y poder reaccionar más rápidamente a los gérmenes que utilizan posibles lesiones externas como puerto de entrada. Como medida de precaución, el sistema inmunitario induce una neutrofilia temporal que desaparece después de aproximadamente una hora. La sistema inmunitario también desencadena neutrofilia en casos agudos inflamación, lesiones graves, cirugía e infección, así como cuando los niveles de glucocorticoides están elevados. El drástico aumento del número de granulocitos neutrófilos suele ir acompañado de un denominado desplazamiento a la izquierda. Un mayor número de neutrófilos nucleados en bastón inmaduros se libera de la médula ósea en el torrente sanguíneo. Un proceso similar a una reacción del sistema inmunológico ocurre en casos crónicos. inflamación y en algunos tipos de neoplasia (las células cancerígenas). Una forma particularmente grave de neutrofilia se presenta en la enfermedad granulocítica crónica. leucemia, como la leucemia mieloide, en la que se produce una proliferación incontrolada de células precursoras de leucocitos durante el curso de la enfermedad, sin tratar, debido a factores genéticos.

Síntomas, quejas y signos.

Un aumento de granulocitos neutrófilos por encima de lo normal suele ser completamente asintomático. A lo sumo, los síntomas se asocian con los factores que desencadenan la neutrofilia. Por ejemplo, inflamación o una lesión puede causar dolor, pero esto no se puede atribuir a la neutrofilia que luego se desarrolla. Además, las quejas y signos que pueden estar asociados con una multitud de otros factores causales no son causados ​​ni exacerbados por el aumento patológico del número de neutrófilos.

Diagnóstico y curso de la enfermedad.

Debido a que la neutrofilia es completamente asintomática, por lo general se descubre de manera más o menos incidental durante los análisis de sangre de laboratorio. La determinación rutinaria de hemogramas en el laboratorio permite diferenciar entre los distintos leucocitos. Se hace una distinción entre neutrófilos, linfocitos, monocitos, eosinófilos y basófilos, que realizan diferentes tareas dentro del sistema inmunológico. El curso de la neutrofilia depende mucho del curso de los factores causales, puede ser autorregulado, como en el caso de una situación estresante, o también puede retroceder por sí solo después de superar una infección local o sistémica, o en el caso de mieloide leucemia, puede tomar un curso serio si no se trata.

Complicaciones

En la mayoría de los casos, la neutrofilia no causa ningún síntoma o complicación particular. Sin embargo, en algunos casos, la inflamación y la infección pueden ocurrir más rápidamente debido a la neutrofilia. Los síntomas varían, por lo que la neutrofilia se diagnostica relativamente tarde en la mayoría de los casos. Sin embargo, la neutrofilia no tiene ningún efecto negativo. salud efecto sobre el cuerpo de la persona afectada. En muchos casos, la queja también desaparece por completo una vez que la infección o inflamación ha pasado. En este caso no es necesario ningún tratamiento especial. Sin embargo, la neutrofilia también puede ocurrir como resultado de leucemia, afectando negativamente la calidad de vida. En este caso, es posible tratar la neutrofilia con la ayuda de medicamentos. Sin embargo, las complicaciones no ocurren incluso en este caso. La neutrofilia tampoco afecta la esperanza de vida del paciente. Como regla general, esta enfermedad no se puede prevenir. Sin embargo, la higiene medidas Se debe observar, especialmente después de procedimientos quirúrgicos, para evitar infecciones e inflamaciones.

¿Cuándo deberías ir al médico?

En la mayoría de los casos, un rápido aumento de leucocitos en la sangre que dura un corto período de tiempo indica una reacción inmune del cuerpo o una secreción de la estrés hormona adrenalina, que inicialmente no requiere tratamiento médico, ya que el valor se estabilizará por sí solo. Sin embargo, si ni una lesión, una inflamación aguda o una infección son el desencadenante de un aumento en el recuento de leucocitos, no se puede descartar la neutrofilia. Dado que la neutrofilia en sí misma no revela ningún síntoma, generalmente solo se detecta sobre la base de otras quejas en el recuento de sangre. Por lo tanto, siempre se recomienda una visita al médico si el paciente se siente mal, cansado o apático durante un período prolongado sin signos reconocibles de enfermedad. Dado que en la mayoría de los casos las lesiones o infecciones graves llevan a la persona afectada al médico, la enfermedad generalmente se diagnostica sobre la base de una muestra de sangre preventiva. En casos raros, la neutrofilia también se asocia con leucemia. En este caso, los propios leucocitos son el factor principal responsable de la enfermedad basada en factores genéticos. médula ósea cambios, lo que requiere el inicio inmediato del tratamiento.

Tratamiento y terapia

El tratamiento de la neutrofilia siempre se guía por el tratamiento de la enfermedad primaria subyacente o en la abolición de posibles factores exógenos. Estos incluyen, por ejemplo, el administración de ciertos medicamentos o cambios en el estilo de vida si, por ejemplo, de fumar es un desencadenante importante de la neutrofilia. Como regla general, después del tratamiento exitoso de la enfermedad subyacente, el número de neutrófilos y otros leucocitos vuelve al rango normal. Esto significa que al eliminar los factores desencadenantes, se deja al sistema inmunológico restaurar las condiciones normales. El tratamiento dirigido directamente a reducir los neutrófilos sin considerar los factores causales no existe y no sería útil. Solo en el caso de leucemia mieloide aguda la situación es diferente. En esta enfermedad, que se desencadena por cambios genéticos en el médula ósea, la extraordinaria proliferación de leucocitos es en sí misma la enfermedad primaria. Por tanto, las posibles terapias están dirigidas directamente a reducir la proliferación incontrolada.

Perspectivas y pronóstico

El pronóstico de la neutrofilia a menudo está relacionado con la causa de presentación de la enfermedad. Si circunstancias externas son responsables de la salud discapacidades, el curso posterior de la enfermedad está considerablemente ligado a la voluntad de cambio de la persona afectada. Estrés continuo y estados de fuerte tensión emocional Lead a las irregularidades físicas. Incluso sin tratamiento médico, la persona afectada debe aprender a lidiar con la evolución de la vida y los desafíos cotidianos de una manera más relajada. Numerosas técnicas de autorregulación ya pueden ayudar a reducir el estrés y provocar el alivio de los síntomas. En muchos casos, se recomienda la cooperación con un psicoterapeuta, ya que el éxito del tratamiento mejora significativamente aquí. Se aprenden técnicas conductuales y cognitivas para permitir un mejor manejo de situaciones estresantes. En el caso de una irregularidad física, a menudo se inicia un tratamiento farmacológico. En estos casos, las opciones de autoayuda no son suficientes para lograr una mejora duradera. A largo plazo terapia forestal es necesario para que el organismo se regule. Básicamente, el pronóstico mejora si se optimiza el estilo de vida de la persona afectada. Evitación de sustancias nocivas como nicotina or alcohol Se ha demostrado que ayuda a aliviar los síntomas. Además, el consumo de medicamentos solo debe realizarse en consulta con el médico tratante. De lo contrario, pueden producirse efectos secundarios que provoquen un aumento de los síntomas.

la prevención del cáncer

Debido a los muchos posibles agentes causantes de la neutrofilia, los métodos preventivos directos medidas que evitarían la aparición de la enfermedad son casi inconcebibles. Indirecto medidas que resultan en un fortalecimiento del sistema inmunológico Lead en principio, a la capacidad del sistema inmunológico para superar la mayoría de los factores causales, como las infecciones, la cirugía y las lesiones, por sí solo, y la neutrofilia que interviene retrocede por sí sola.

Seguimiento

En la mayoría de los casos de neutrofilia, las medidas y opciones de cuidados posteriores son muy limitadas, por lo que la persona afectada definitivamente depende del tratamiento médico inmediato para esta enfermedad. Cuanto antes se reconozca y se trate la enfermedad, mejor será el curso posterior de la enfermedad, por lo que la persona afectada debe consultar a un médico ya ante los primeros síntomas y signos de la enfermedad. Por lo general, la autocuración no es posible, por lo que se debe consultar a un médico ante los primeros signos de la enfermedad. La mayoría de los pacientes con neutrofilia suelen depender de varios medicamentos. Siempre es importante asegurarse de que el medicamento se tome con regularidad y en la dosis correcta para aliviar los síntomas de manera adecuada y permanente. En caso de dudas o preguntas, primero se debe consultar a un médico. Durante el tratamiento, los controles y exámenes periódicos realizados por un médico suelen ser muy importantes para detectar daños adicionales en el órganos internos. Sin embargo, el curso posterior de la neutrofilia depende en gran medida del momento del diagnóstico y también de la manifestación de la enfermedad, por lo que en este caso no es posible una predicción general.

Que puedes hacer tu mismo

Debido a la variedad de posibles causas de neutrofilia, los enfoques de autoayuda son menos específicos que amplios. Además del tratamiento especializado del subyacente condición, es esencial para apoyar al cuerpo en el proceso de curación. Cualquier cosa que ayude a fortalecer el sistema inmunológico en el proceso también ayuda a aliviar los procesos inflamatorios en el cuerpo. El sistema inmunológico se puede fortalecer de muchas maneras: un equilibrio dieta adaptado a la edad del individuo, las necesidades energéticas y el estado de salud forma la base de un estilo de vida equilibrado. Dado que el organismo está debilitado por el consumo de sustancias nocivas como nicotina y alcohol, es importante reducirlos o prescindir de ellos por completo. Además, el estrés es un factor negativo que influye en el sistema inmunológico. Si no se puede evitar el estrés, es aconsejable integrar un equilibrar de ejercicio y relajación en la vida cotidiana. Dependiendo de la gravedad del cuadro clínico, existen posibilidades individuales de implementación en términos de duración e intensidad. Aunque el cuadro clínico de la neutrofilia es tan heterogéneo, existen formas indirectas de apoyar el proceso de curación y aliviar los síntomas en la vida cotidiana.