Luteína: doble protección para los ojos

Todos los días, nuestros ojos funcionan al máximo: su compleja estructura y sensibilidad nos permiten ver bien. Pero alrededor de los 40 años, la visión natural de la mayoría de nosotros comienza a declinar lentamente debido a la edad. Por eso debemos tomar preventivos medidas a su debido tiempo para ayudar a preservar nuestra visión. Al hacerlo, es importante evitar el estrés dañino y suministrar a los ojos los micronutrientes necesarios, especialmente aquellos que el cuerpo no produce por sí mismo, como el carotenoides luteína y zeaxantina.

Cansancio ocular en la vida cotidiana

Conducir durante horas en la oscuridad o trabajar frente a la pantalla de una computadora a menudo fatiga la vista. Al tomar descansos oportunos, podemos brindar descanso a nuestros ojos. También debemos protegerlos de la luz solar intensa con gafas de sol. Esto se debe a que los rayos ultravioleta pueden hacer que se formen sustancias químicas agresivas en el ojo, dañando nuestras retinas.

Alimentos para los ojos: vitaminas y carotenoides.

El ojo se protege de los compuestos químicos agresivos, los llamados radicales libres, con la ayuda de micronutrientes especiales como el carotenoides luteína y zeaxantina, entre otros. Los carotenoides son plantas precursoras de vitamina A y ofrecen al ojo una doble protección. Primero, se sientan frente a la retina sensible como "interiores gafas de sol”Y filtra los rayos dañinos. Si, no obstante, los rayos UV u otros rayos han penetrado en el ojo y se han formado radicales libres, se activa el segundo mecanismo de protección: los micronutrientes actúan como "captadores de radicales" uniendo los radicales libres a sí mismos y haciéndolos inofensivos.

Por qué la visión disminuye con la edad

Sin embargo, a medida que envejecemos, la protección dual del filtrado y la captación de radicales disminuye. La razón de esto es que hay menos micronutrientes presentes y, además, su actividad disminuye. Aumenta el riesgo de que se reduzca la visión natural de los ojos.

¿Qué se puede hacer para apoyar la visión?

Para proteger y mantener la salud de nuestros ojos, debemos proporcionarles los nutrientes necesarios de manera regular y suficiente. Si comes cinco porciones de frutas y verduras todos los días, consumirás suficientes micronutrientes, según el grado de frescura y la forma en que se preparen. Sin embargo, lamentablemente, estas cantidades no siempre se pueden realizar en la vida cotidiana. En este caso, dietético suplementos son una alternativa. Estos permiten un suministro regular de los micronutrientes necesarios.

Betacaroteno (vitamina A) para una buena visión

Se necesitan nutrientes importantes para el correcto funcionamiento de nuestros ojos. Incluso cuando éramos niños, siempre nos dijeron que las zanahorias son buenas para la vista. Uno de los ingredientes más importantes de las zanahorias es beta-caroteno. Se puede convertir en vitamina A por el cuerpo cuando lo necesita, por lo que también se llama provitamina A. Vitaminas A es el principal responsable de la visión en la oscuridad. Una deficiencia puede Lead esta noche ceguera. Vitamina A se encuentra exclusivamente en productos animales, como hígado, todo leche y yemas de huevo.

¿Qué alimentos contienen betacaroteno?

El betacaroteno se encuentra especialmente en los siguientes alimentos:

  • Vegetales de hojas verdes como espinacas, col rizada y brócoli.
  • Zanahorias
  • calabazas
  • Las patatas dulces
  • Tomates
  • Remolacha
  • Pimiento morrón rojo
  • Mango
  • papia
  • Albaricoques
  • melones

Sin embargo, el contenido de beta-caroteno en los alimentos varía y depende de los tiempos de almacenamiento, la temporada, la madurez y la preparación.

Consejos para la preparación de alimentos con betacaroteno.

En el momento en que cocinar, asegúrese de usar verduras frescas y prepárelas de una manera que conserve la vitamina, por ejemplo, al vapor. Las verduras finamente picadas son mejores para cocinar proceso que piezas u hojas más grandes. Desde vitamina A es uno de los solubles en grasa vitaminas, no olvides usar un poco de grasa cuando cocinar. Frío-aceites prensados ​​(maíz aceite, cártamo o canola) con un alto contenido de poliinsaturados ácidos grasos son mejores.

Los carotenoides luteína y zeaxantina.

Luteína y zeaxantina pertenecen al grupo de los carotenoides y se encuentran en alta concentración en nuestra retina. Ellos tienen antioxidante propiedades y proteger nuestros ojos de los radicales libres. La luteína y la zeaxantina dan a ciertas frutas y verduras como el pimentón sus colores brillantes. Pero los vegetales verdes también contienen carotenoides, pero en este caso están enmascarados por la clorofila. La col rizada en particular tiene un alto contenido de luteína, mientras que la zeaxantina se encuentra principalmente en maíz.

Alimentos que contienen luteína y zeaxantina.

La luteína y la zeaxantina no pueden ser producidas por el propio cuerpo humano, por lo que debemos ingerirlas a través de nuestros alimentos. La luteína es el que el cuerpo absorbe más rápidamente de todos los carotenoides. Estos alimentos contienen mucha luteína y zeaxantina:

  • Vegetales verdes como col rizada y guisantes.
  • Rúcula
  • Tomates
  • Chiles
  • Maíz
  • Espárragos
  • Naranjas
  • Arándanos, frambuesas
  • Aguacate (palta)
  • Huevos
  • Carne de pollo

Para asegurar lo mejor posible absorción de luteína y zeaxantina, las verduras deben prepararse suavemente con un poco de aceite. Sin embargo, no debe consumirse con fibra adicional, ya que bloquean la absorción de luteína.