Fluxmetría láser Doppler: tratamiento, efectos y riesgos

La fluxmetría láser Doppler es un procedimiento de diagnóstico que proporciona información sobre piel microcirculación y se basa en el efecto Doppler. Un láser de helio emite luz que se refleja al moverse eritrocitos en el capítulo respecto a la sangre. La cantidad de luz reflejada permite sacar conclusiones sobre la velocidad del flujo.

¿Qué es la fluxmetría láser Doppler?

La fluxmetría láser Doppler es un procedimiento de diagnóstico que permite realizar afirmaciones sobre la microcirculación del piel y se basa en el efecto Doppler. En otras palabras, le permite al médico determinar sangre fluir dentro del más pequeño vasos y vías de flujo final. La denominada técnica de medición del flujo de fluidos abarca varios métodos para determinar las cantidades físicas de los flujos de fluidos. Una técnica de medición de flujo utilizada en medicina es la fluxmetría láser Doppler. Este es un método no invasivo basado en el efecto Doppler que medidas piel microcirculación. Un láser de helio-neón está en el corazón del procedimiento. El láser emite luz que se refleja en estructuras en movimiento como eritrocitos. De esta manera, el médico determina el flujo de láser Doppler como una medida relativa de sangre fluir dentro del más pequeño vasos y vías de flujo final. Las cantidades se expresan en unidades arbitrarias. El sistema Laser Doppler es adecuado, por ejemplo, para presuntas enfermedades oclusivas dentro de la flebología. Otras posibles aplicaciones son para dermatólogos, que pueden utilizar el procedimiento para recopilar información sobre cambios malignos en la piel. Los nevos displásicos o los melanomas malignos tienen ciertos criterios microscópicos de luz reflejada y están asociados con cambios morfológicos y funcionales dentro de la arquitectura vascular. Por esta razón, la medición de las características de flujo mediante fluxmetría láser Doppler en este contexto puede proporcionar información para evaluar la malignidad de cualquier lesiones de la piel. El método a veces se denomina anemometría láser Doppler o flujometría láser Doppler.

Función, efecto y objetivos

La anemometría láser Doppler se utiliza para la medición óptica sin contacto de los componentes de la velocidad puntual dentro de los flujos de fluidos. Informar a la fluxmetría médica implica la medición del flujo sanguíneo. En este método, un rayo láser se divide en dos rayos diferentes con la ayuda de divisores de rayos, que se cruzan en el punto de medición. Esto crea un patrón de franjas de interferencia en el área de cruce. Partículas como eritrocitos generan una señal de luz dispersa en el fotodetector a medida que se mueven a través del patrón de franjas. Por tanto, la técnica del láser Doppler se basa en determinar el desplazamiento Doppler de la luz dispersa de objetos en movimiento e iluminados con láser. La frecuencia de la luz no se puede medir directamente y, por lo tanto, se determina por superposición con haces de referencia en el rango de unos pocos megahercios. Hay diferentes modelos disponibles en este contexto. El modelo de franja de interferencia es extremadamente descriptivo y especialmente favorable para partículas pequeñas como los eritrocitos. Sin embargo, el modelo Doppler describe la generación de señales de manera más completa e incluye el modelo de franjas de interferencia al mismo tiempo. Se utiliza un láser de helio en la fluxmetría láser Doppler. La luz es dispersada y absorbida parcialmente por el tejido examinado. Una vez que la luz llega a las células sanguíneas en movimiento, su longitud de onda cambia, lo que se conoce como desplazamiento Doppler. La luz de los objetos estáticos permanece sin cambios en su longitud de onda. Por tanto, la magnitud de los cambios en la longitud de onda está directamente relacionada con la velocidad de las células sanguíneas. Esta información es convertida, analizada y registrada como una señal electrónica por el dispositivo de medición. La profundidad de medición depende de las propiedades del tejido, como la estructura y densidad en el capítulo respecto a la capilar lecho, pigmentación u oxigenación. El dispositivo de medición está equipado con un electrodo transmisor y receptor, y la distancia entre los elementos transmisores y receptores dentro de la sonda láser Doppler también influye en la profundidad de medición. Para determinar la microcirculación en piel normal, se suele utilizar una sonda con una distancia estándar de 0.25 mm y longitudes de onda láser de alrededor de 780 nm. Al examinar órganos ricos en sangre como el riñón or hígado, la profundidad de medición suele ser mucho menos de un milímetro. La medición se realiza en unidades de perfusión, mientras que las variaciones de fluxmetría también se utilizan en pacientes con osteoporosis para determinar la fragilidad ósea. La fluxmetría láser Doppler también se usa con frecuencia hoy en día para monitorear el progreso de las terapias flebológicas, especialmente las terapias con medicamentos. Otra área de aplicación del procedimiento es en oftalmología, donde se utiliza la fluxmetría, por ejemplo, para evaluar glaucoma daño.

Riesgos, efectos secundarios y peligros

La fluxometría láser Doppler ofrece varias características y ventajas. Primero, es un procedimiento no invasivo y sin contacto. Especialmente cuando lesiones de la piel con sospecha de malignidad están involucrados, su desempeño se asocia con ventajas para el paciente. Gracias a la fluxmetría, el paciente no necesariamente tiene que someterse a un procedimiento invasivo para aclarar la sospecha inicial. Ya que maligno cambios en la piel Alterar la velocidad del flujo y la arquitectura del vaso, la fluxmetría no invasiva ya puede proporcionar información extensa en este contexto y permitir al médico decidir si un biopsia y por lo tanto parece necesario un procedimiento invasivo. La fluxmetría láser Doppler se puede realizar de forma ambulatoria y no está asociada con ningún riesgo o efecto secundario para el paciente. Los estudios han investigado cuidadosamente si la irradiación láser de malignos lesiones de la piel, por ejemplo, podría resultar en dispersión. Ahora se considera que ese riesgo está excluido sin excepción. La fluxmetría láser Doppler también ofrece al médico varias ventajas. Por un lado, el procedimiento es comparativamente económico en comparación con otros métodos de diagnóstico y, por otro lado, también se estima que el tiempo requerido es bastante bajo. El uso de este método no invasivo reduce la carga tanto para el paciente como para el médico. Sin embargo, después de la fluxmetría, es posible que se requieran procedimientos mínimamente invasivos o invasivos si los hallazgos son apropiados.