Desde cuando / riesgos | Yoga para embarazadas

De cuando / riesgos

Como una regla, yoga también está permitido e incluso bienvenido durante embarazo. No existen pautas exactas para la aplicación de Yoga durante embarazo. Lo importante es que la mujer escuche su cuerpo durante embarazo y le presta atención.

En caso de duda, la mujer debe consultar nuevamente a su ginecólogo. Si se conocen complicaciones durante el embarazo, yoga no debe practicarse. Una de las complicaciones del embarazo puede ser inminente. nacimiento prematuro.

Si la mujer no presenta complicaciones y todo en el embarazo es normal, puede comenzar con el yoga en cualquier momento. equilibrar ejercicios donde la mujer podría caer. Especialmente los principiantes deben elegir los ejercicios con cuidado y recibir consejos de un profesor de yoga. Sin embargo, relajación Los ejercicios de yoga son siempre útiles y adecuados.

La mujer solo debe realizar ejercicios en los que se sienta cómoda y posteriormente se le dé un efecto relajante o beneficioso. Debido a la mayor elasticidad del cuerpo durante el embarazo, no es necesario estirarlo demasiado durante se extiende Los ejercicios y las molestias pueden empeorar o producirse. Estiramiento se usa más para relajación y el bienestar.

Precio

Con un curso de yoga puede haber costos que se deben considerar. Dependiendo de salud compañía de seguros, se puede reembolsar una parte. Esto puede llegar hasta el 80%.

Por lo tanto, vale la pena preguntarle a su salud compañía de seguros. Es útil que el curso de yoga cumpla con todos los requisitos de prevención primaria y esté certificado. Un curso de yoga puede ser un buen sustituto de un curso de preparación clásico y se puede realizar muy bien antes y después del nacimiento. De esta manera, se pueden ahorrar costos en el curso de preparación, pero se pueden utilizar para un curso de yoga. Esto ayuda a cubrir los costos del curso de yoga con el salud compañía de seguros.

Resumen

Especialmente durante el embarazo, quejas como la espalda. dolor puede ocurrir, que se puede minimizar a través del yoga. Con ejercicios de fortalecimiento y relajación, se puede promover positivamente el bienestar de la mujer y del feto y el cuerpo está en forma para y después del parto. Si se pueden descartar complicaciones durante el embarazo y la mujer sigue sus sensaciones físicas, el yoga siempre se puede utilizar durante el embarazo.