Agotamiento: causas, tratamiento y ayuda

No es un ejemplo poco común: un gerente exitoso y seguro se derrumba bajo el peso de objetivos profesionales inalcanzables. El agotamiento está atestiguado como la causa. Esto condición, o mejor dicho agravio, denominado agotamiento, afecta cada vez más a muchas personas en su vida profesional y privada. Por tanto, las causas, las opciones de diagnóstico y las oportunidades de tratamiento y prevención deben conocerse con mayor precisión y, sobre todo, utilizarse con mayor frecuencia.

¿Qué es el agotamiento?

Un estado de agotamiento total se conoce cada vez más como fatiga síntoma, especialmente en el ámbito profesional. El agotamiento se define generalmente como un estado de rendimiento físico o mental reducido, que se acompaña de una sensación desagradable de debilidad, fatiga y apatía y, a menudo, por otros síntomas como dolores de cabeza y dolores musculares, aumento de la irritabilidad o concentración problemas. Los indicadores específicos de agotamiento también son molestias gastrointestinales, dificultad para respirar, mareo y la pérdida de intereses privados y profesionales. En este contexto, las quejas pueden tener una duración variable. Pueden ser generales y no específicos, o pueden ocurrir solo bajo ciertas condiciones. El agotamiento puede ocurrir como síntoma de una enfermedad, pero también antes de posibles enfermedades como una señal de alarma grave. Un estado de agotamiento total se conoce cada vez más como un síntoma de agotamiento, especialmente en el campo profesional. La reducción del rendimiento por agotamiento es reversible por recuperación, siempre que la causa sea una estrés.

Causas

Una causa de agotamiento puede ser la presencia de la fatiga crónica síndrome. Se trata de una enfermedad incurable de difícil diagnóstico en la que aún no se ha aclarado adecuadamente el origen. El cuadro clínico se caracteriza por un agotamiento físico y mental debilitante con numerosos síntomas acompañantes. La causa del agotamiento también puede ser anemia, hipotiroidismo o enfermedad cardiovascular. Igualmente, deficiencia de hierro, un foco supurativo no detectado o una inmunodeficiencia pueden estar relacionados causalmente con el fenómeno del agotamiento. Depresión, además de cambios de humor, el abatimiento y la apatía, también pueden provocar estados de agotamiento. El síndrome de agotamiento, un estado de agotamiento emocional severo y rendimiento reducido, puede ser causado por sobrecargas ocupacionales persistentes y cargas de trabajo incorrectas. La falta de sueño, la reducción de la calidad del sueño también pueden considerarse un desencadenante. El déficit de sueño puede ser causado por la propia mala conducta, como mala dieta o mala calidad del aire interior, o por enfermedades como apnea del sueño or Síndrome de piernas inquietas (sensaciones y disfunciones, especialmente en las piernas). Además, las tensiones nerviosas y emocionales profundamente arraigadas, como el mal de amor, las disputas en las relaciones, las preocupaciones por el dinero o el dolor, a menudo forman las condiciones previas para el agotamiento. Los cambios climáticos significativos también pueden ser responsables del agotamiento. Tomando medicamentos o las drogas o lidiar con sustancias nocivas también puede contribuir al agotamiento.

Enfermedades con este síntoma.

  • Resfriado comun
  • Síndrome de las piernas inquietas
  • Hipotiroidismo
  • Pericarditis
  • Gripe
  • Depresión
  • Deficiencia de hierro
  • Deficiencia vitaminica
  • Síndrome de burnout
  • Síndrome de fatiga crónica (LCR)
  • Carrera
  • Trombosis

Diagnóstico y curso

Si no se puede determinar una razón obvia y clara para el agotamiento, se debe consultar a un médico si la duración se prolonga. Según los síntomas, es posible que el médico ya pueda realizar exámenes específicos para determinar un diagnóstico. En principio, el médico tratante hará preguntas sobre los síntomas y la duración de los síntomas para determinar la causa. Son de importancia las enfermedades posiblemente existentes, así como la representación de las condiciones de vida. Por ejemplo, información sobre dieta o los posibles problemas profesionales o privados son importantes. Sangre Las pruebas y ciertos exámenes orgánicos también pueden ser útiles para determinar la causa de la queja. En el proceso, se pueden utilizar procedimientos de aparatos o de formación de imágenes. El agotamiento a menudo progresa de manera insidiosa e inadvertida al principio. Como regla general, se retrasa la atención requerida y un cambio de comportamiento o la visita al médico. Un síntoma de agotamiento es muy variable en términos de causa, tipo y duración. En el caso del agotamiento autoinducido, el original condición Por lo general, se puede restaurar en poco tiempo mediante un cambio de comportamiento. En el caso de enfermedades crónicas incurables, el curso suele estar asociado con deterioros duraderos. Por lo general, la medicación solo puede brindar alivio, pero no ausencia de síntomas. El curso de la enfermedad también puede verse influenciado favorablemente por terapia de comportamiento. En el caso de enfermedades temporales, se pueden esperar buenas posibilidades de recuperación mediante un examen especializado temprano.

Complicaciones

El agotamiento se considera un permanente inevitable condición en muchos adultos. En la vida cotidiana de hoy, casi todos los días se produce cierto grado de agotamiento, como resultado de lo cual ya no se reconoce a tiempo cuando algo cambia en este agotamiento normal percibido. El agotamiento también puede ser un indicio de una enfermedad; por ejemplo, puede indicar anemia con otras causas, nutrición inadecuada, trastornos metabólicos, especialmente del glándula tiroides, o problemas psicológicos. Sin embargo, debido a que el agotamiento se percibe como algo tan normal, muchas personas no notan el síntoma de la enfermedad hasta que es demasiado tarde, es decir, cuando ya se han agregado otros síntomas de la enfermedad. Dependiendo de la causa raíz, esto puede complicar el tratamiento y las posibilidades de recuperación, y puede requerir un tratamiento más largo que corto. Por lo tanto, el agotamiento debe tomarse en serio si dura más, se siente peor o de manera diferente que antes, o si afecta la vida cotidiana. Incluso el agotamiento que no es causado por una enfermedad física puede ser problemático para la persona afectada si ya no es capaz de hacer frente a las tareas diarias o se las arregla para hacer frente al trabajo y otras obligaciones, pero descuida sus relaciones sociales debido al agotamiento. . Descuidar a los amigos y familiares puede ir bien a corto plazo, pero a largo plazo, el agotamiento puede tener un impacto negativo significativo en la participación en la vida social y debe ser evaluado médicamente antes de que ocurra.

¿Cuándo deberías ver a un médico?

Muchas personas ni siquiera perciben el agotamiento como un posible síntoma de enfermedad. A menudo lo atribuyen al exceso de trabajo, el ejercicio, el dolor u otras situaciones que agotan la energía. Incluso en el caso de enfermedades como los resfriados, el agotamiento suele tener una importancia secundaria. A menudo esto está bien. El agotamiento no es necesariamente una razón para consultar a un médico de inmediato. Sin embargo, si un estado de agotamiento dura un tiempo inusualmente largo o ocurre incluso con un esfuerzo leve, definitivamente es recomendable una visita al médico. El agotamiento puede ocultar una enfermedad que debe tomarse en serio. Cualquiera que visite a su médico de cabecera por altos niveles de agotamiento tendrá que contestar muchas preguntas en una anamnesis detallada y luego someterse a un minucioso chequeo físico. Esto se complementará con sangre pruebas, porque valores de laboratorio puede proporcionar información valiosa sobre la causa del agotamiento severo o crónico. Incluso hay una enfermedad de agotamiento especial: el "la fatiga crónica síndrome ”, técnicamente abreviado como SFC. Sin embargo, en el caso de un agotamiento pronunciado, una enfermedad grave también debe considerarse como una posible causa. Esto puede ser, entre otras cosas, un trastorno sistema inmunitario o un hormonal equilibrar, pero también infecciones no detectadas y las células cancerígenas. Enfermedades mentales como depresión. también suelen asociarse con apatía o agotamiento. Por lo tanto, como precaución, se debe considerar una visita al médico en caso de agotamiento.

Tratamiento y terapia

El tratamiento del agotamiento depende de la causa determinada por el diagnóstico. El estado de agotamiento puede deberse a una enfermedad o puede presentarse como algún otro impedimento temporal. El agotamiento puede haber sido provocado por el propio comportamiento del paciente o por circunstancias externas. Estos hallazgos forman la base del tipo de tratamiento. Dependiendo de los síntomas, los propios cambios de comportamiento pueden Lead En el correo electrónico “Su Cuenta de Usuario en su Nuevo Sistema XNUMXCX”. eliminación de agotamiento. Estilos de vida más saludables, como un equilibrio dieta y suficiente ejercicio (deportes) puede Lead a esto. Asesoramiento nutricional puede ser útil Las posibilidades de la naturopatía se pueden utilizar específicamente: Acupuntura, remedios naturales como Hierba de San Juan or valeriana, así como el libro electrónico vitaminas y minerales. Aplicaciones Kneipp como duchas alternas también puede ser beneficioso. El objetivo aquí es mejorar el metabolismo, aligerar el estado de ánimo promoviendo un sueño reparador. La rutina diaria se puede reorganizar. Factores de estrés debe evitarse o reducirse si es posible. La presión de la fecha límite superflua, por ejemplo, podría cambiarse de esta manera, al igual que un déficit identificado a la luz del día (invierno depresión.) o contactos sociales. También es importante establecer pausas de descanso y un mayor equilibrar of estrés y relajación. Practicando un relajación técnica como entrenamiento autógeno, yoga, o el músculo de Jakobson relajación puede ser una ayuda eficaz para tratar el agotamiento. El agotamiento inducido psicológicamente también puede requerir tratamiento psicoterapéutico ambulatorio o hospitalario. Dependiendo del diagnóstico de la enfermedad, puede estar indicada la medicación. Relacionada con la enfermedad medidas como la inmunoterapia o el tratamiento hormonal también pueden ser necesarios. Se debe evitar cualquier contaminante / estrés ambiental detectado. Cualquier equipo de protección que pueda faltar debe obtenerse para trabajos inevitables con contaminantes. El apoyo psicosocial, como contactos adicionales o nuevos pasatiempos, puede ayudar a mejorar la afección. Como tratamiento alternativo, también se puede considerar el tratamiento hospitalario en una clínica especializada (dolor tratamiento, etc.). Consumo excesivo de estimulantes como alcohol or Café debería ser evitado.

Perspectivas y pronóstico

El agotamiento suele ser solo un problema temporal y desaparece después de unos días o semanas si ya no se realiza una actividad en particular que lo desencadenó. En muchos casos, el agotamiento proviene de estrés en el trabajo. En tales casos, no es necesario un tratamiento real por parte de un médico. La persona afectada puede reducir el estrés y así reducir el agotamiento. Sin tratamiento o sin reducir la actividad que conduce al agotamiento, la persona afectada también puede experimentar signos físicos. Estos incluyen, por ejemplo, dolores de cabeza o explicaciones y un sentimiento general de enfermedad. En este caso, salud siempre debe ser lo primero y ser más importante que el estrés en el trabajo. En caso de agotamiento permanente, también se puede consultar a un médico, quien puede recetar medicamentos. Estos ayudan al cuerpo a recuperar nueva energía. Esto puede Lead a un curso positivo de la enfermedad. El médico trata el síntoma solo en casos raros y también puede tratarse con remedios caseros.

la prevención del cáncer

El fenómeno del agotamiento se desarrolla predominantemente en un proceso más largo. Por lo tanto, es importante percibir las señales físicas y mentales tempranas como signos de agotamiento y reaccionar de manera oportuna. Esto se puede hacer cambiando el propio comportamiento, como comer una dieta más equilibrada y hacer ejercicio adicional. Evitando factores de estrés, dormir bien por la noche y evitar las toxinas de la indulgencia también puede tener el efecto de prevenir el agotamiento. Ver a un médico o naturópata de manera oportuna también puede ayudar. El agotamiento como causa de deterioro del bienestar personal se está volviendo cada vez más común. El daño económico causado por las restricciones a la capacidad para trabajar es considerable. Por lo tanto, deberían crearse más oportunidades de información sobre este problema. Las posibilidades de detección y tratamiento tempranos de esta salud el desorden se volvería más prometedor.

Que puedes hacer tu mismo

El agotamiento puede ocurrir en muchas personas y no necesariamente necesita ser tratado por un médico. En muchos casos, es suficiente minimizar el estrés en la vida cotidiana y otorgarle algo al cuerpo. Esto puede limitar en gran medida el síntoma de agotamiento. El agotamiento también se puede tratar con actividad deportiva y un cambio en la dieta. A menudo, los factores sociales también juegan un papel importante. Así, los amigos, la pareja o la familia pueden ayudar igualmente a superar el cansancio. Si el agotamiento tiene un componente psicológico, se debe consultar a un psicólogo en algunos casos. Aquí, se pueden tratar las causas del agotamiento.El paciente puede probar diferentes formas de terapia forestal y relajación por sí mismo. Estos incluyen, por ejemplo, yoga o terapias anti-estrés. Estos pueden usarse para tratar los síntomas del agotamiento. Igualmente importante es un sueño saludable y reparador para tener suficiente fuerza para el nuevo día laborable de la mañana siguiente. Si el agotamiento dura más y no se puede solucionar con remedios caseros, es recomendable consultar a un médico. En este caso, puede ser una enfermedad que lleve al agotamiento.