Ejercicios para la inflamación del tendón del bíceps.

El bíceps (Musculus biceps brachii) es un músculo fuerte y muy visible en la parte frontal de la parte superior del brazo. Es responsable de la mayoría de los movimientos del brazo, especialmente de la flexión en la articulación del codo. Las Tendones del músculo bíceps se originan en la cavidad glenoidea de la omóplato y están anatómicamente expuestos a un alto estrés mecánico. Si el músculo está sobrecargado en la vida diaria, por ejemplo, a través de entrenamiento con pesas, lanzar deportes, errores de postura y movimiento u otros enfermedades del hombro articulación, una inflamación de la tendón del bíceps se desarrolla rápidamente; en el 90% de los casos en el brazo dominante.

Ejercicios

En el caso de los tendón del bíceps inflamación, el objetivo principal es prevenir la recarga temprana del tendón del bíceps. Esto significa que todos los signos de inflamación deben haber desaparecido antes de que pueda comenzar el entrenamiento. Este entrenamiento es importante, de lo contrario se producirán restricciones en la funcionalidad y el rango de movimiento.

El médico tratante determina el momento en el que se pueden iniciar los ejercicios. Estiramiento Los ejercicios como los siguientes son los más adecuados: 1) Ejercicio de “anudar”: ambos brazos se estiran hacia atrás y las manos se entrelazan. Los codos están estirados y las palmas de ambas manos apuntan hacia abajo.

Ahora es necesario estirar los brazos alejándolos del cuerpo hacia la funda hasta que se extiende es percibido. 2) Ejercicio de “segunda mano”: el brazo afectado se estira hacia adelante a la altura del hombro (aproximadamente 90 °). El codo se estira al máximo.

La palma de la mano apunta hacia arriba y los dedos se estiran. Ahora, la persona afectada agarra los dedos del lado afectado con su segunda mano y presiona los dedos / palma levemente hacia el piso. La se extiende se mantiene durante aprox.

20-30 segundos antes de que se vuelva a soltar. Repite 3-5 veces. 3) Ejercicio de “esquina”: la persona afectada se para frente a una esquina.

Ambos brazos se extienden hacia los lados y se colocan en un ángulo de 90 grados. Ahora la persona afectada toma una posición de paso y se inclina con las manos contra las dos paredes de las esquinas con los codos extendidos. Las manos se mueven hacia arriba unos 30 grados en ambos lados.

Luego, el paciente debe sentir un ligero tirón desde el codo hasta el hombro y la columna torácica. Mantenga esta posición durante unos 30 segundos. Repite 5 veces.

4) Ejercicio “Pared”: La persona afectada se para con su lado afectado contra una pared. Ahora estira el brazo afectado hacia atrás, paralelo al suelo. Puede aumentar el estiramiento variando la presión con la que se apoya contra la pared. La posición debe mantenerse durante unos 30 segundos y repetirse unas 3-5 veces. Además de los ejercicios descritos, se deben agregar ejercicios para fortalecer todos los músculos del hombro y corregir la postura del interesado en caso de debilidades o errores posturales.