Piel seca: causas, alivio, consejos.

Breve descripción

  • Causas: factores externos (p. ej. calor, frío, luz solar), dieta, ciertos medicamentos, estrés y tensión emocional, factores biológicos (como la edad), enfermedades como neurodermatitis, alergias, psoriasis, eczema de contacto, úlceras en las piernas (úlceras en la parte inferior pierna), diabetes mellitus (diabetes), hipotiroidismo, enfermedad de Crohn (inflamación crónica del tracto gastrointestinal), síndrome de Zollinger-Ellison (cáncer de páncreas), enfermedad celíaca (intolerancia al gluten)
  • Tratamiento: dependiendo del desencadenante, por ejemplo con medicamentos (como cortisona); también tratamiento de enfermedades subyacentes (como la diabetes)
  • Autotratamiento y prevención: cuidado adecuado de la piel, protección solar, protección de la piel del aire seco y caliente en invierno (por ejemplo, con un humidificador), dieta equilibrada y saludable, beber suficiente, la menor cantidad de alcohol posible, no fumar, mucho ejercicio al aire libre, remedios caseros (como una mascarilla con aguacate)
  • ¿Cuándo consultar a un médico? Si tus propias medidas no cambian la piel seca; si la piel se seca repentinamente sin motivo aparente, arde, se descama, pica o se inflama; si hay síntomas adicionales como pérdida de cabello, dolores de cabeza, mareos o náuseas

Piel seca: causas

Normalmente, las glándulas sebáceas y sudoríparas producen continuamente una mezcla de aceite y agua para mantener la piel flexible. La piel seca se produce cuando las glándulas sebáceas liberan muy poca grasa y sustancias que retienen la humedad. La capacidad de funcionamiento de la piel se ve afectada: por ejemplo, ya no puede proteger adecuadamente al cuerpo de influencias externas como la radiación ultravioleta, patógenos o lesiones mecánicas, ni puede regular completamente la temperatura corporal y el equilibrio hídrico.

La piel seca es particularmente común en la cara. Sin embargo, también pueden verse afectadas las piernas, las espinillas, los pies, las manos, los codos y los antebrazos.

La piel seca se siente áspera y quebradiza. Tiene poros finos, está tirante, escamosa y pica. También son comunes las zonas enrojecidas. La piel seca se agrieta rápidamente y reacciona con sensibilidad al frío y/o al calor. En casos extremos, se puede desarrollar eccema por deshidratación: la piel se desgarra y se inflama.

Las influencias externas, los factores biológicos y determinadas enfermedades suelen provocar sequedad en la piel.

Factores externos

El Tiempo:

El clima puede irritar la piel. Si sudas en verano, por ejemplo, tu cuerpo pierde líquidos y la piel se seca más rápidamente. El aire acondicionado y la luz solar intensifican este efecto.

Nutrición:

La dieta también influye en el aspecto de la piel. En particular, la desnutrición y el consiguiente bajo peso resecan la piel. Las personas que beben muy poco, fuman mucho y/o beben alcohol con regularidad también desarrollan piel seca rápidamente.

Estrés y tensión emocional:

Además, el estrés y la tensión emocional pueden resecar la piel.

Medicación:

La piel seca también puede ocurrir como efecto secundario de medicamentos que afectan el equilibrio de líquidos del cuerpo o ciertas funciones glandulares. Estos incluyen cremas para la piel que contienen cortisona, retinoides (para el tratamiento del acné y la psoriasis), diuréticos (medicamentos que eliminan el agua) y agentes quimioterapéuticos (para el tratamiento del cáncer).

La radioterapia para el cáncer también puede resecar la piel.

Factores biológicos

  • A medida que aumenta la edad (a partir de los 40 años), el contenido de humedad de la piel disminuye. Además, con la edad la piel absorbe menos humedad y las glándulas sudoríparas producen menos sudor. Ambos factores resecan aún más la piel.
  • La predisposición genética también influye en el aspecto de la piel; por lo tanto, la piel seca a veces es familiar.

Enfermedades

Ciertas enfermedades están asociadas con la piel seca. Los más importantes incluyen

  • neurodermatitis
  • alergias
  • psoriasis
  • Eccema de contacto (erupción cutánea)
  • Ictiosis (también conocida como enfermedad de las escamas de pescado, enfermedad hereditaria de la capa corneal superior)
  • Ulcus cruris (úlcera en la parte inferior de la pierna)
  • Diabetes mellitus (diabetes)
  • Glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo)
  • Enfermedades intestinales (por ejemplo, enfermedad de Crohn)
  • Inflamación del revestimiento del estómago (gastritis)
  • Síndrome de Zollinger-Ellison (el aumento de la producción de la hormona gastrina hace que el estómago produzca demasiado ácido, lo que provoca úlceras en el tracto gastrointestinal)
  • Enfermedad celíaca (enfermedad crónica de la mucosa del intestino delgado debido a la intolerancia al gluten)

Piel seca: tratamiento

El tratamiento de la piel seca depende de la causa. El dermatólogo puede, por ejemplo, recetarle preparados que contengan cortisona o recomendarle productos de cuidado especialmente adaptados a su piel e hidratarla. También tratarán en consecuencia afecciones subyacentes como la neurodermatitis o la diabetes. Sin embargo, también puedes hacer algo tú mismo con la piel seca.

Cuidado de la piel

El principio y el fin de la piel seca es el cuidado de la piel adecuado. Lave la piel seca únicamente con sustancias suaves, idealmente con pH neutro y sin perfume. Debes evitar los tónicos que contengan alcohol, ya que resecan aún más la piel. Aplique siempre la crema sobre la piel seca después del baño o la ducha para compensar la pérdida de humedad.

Como las personas mayores suelen sufrir de piel seca, deberían prestar más atención a un cuidado adecuado de la piel.

Nutrición

Una dieta equilibrada también protege contra la piel seca. Las frutas y verduras frescas aportan importantes minerales y vitaminas para las células. Beba suficiente, preferiblemente agua, refrescos de frutas, frutas o infusiones de hierbas. Sin embargo, conviene evitar el alcohol en la medida de lo posible, ya que también puede resecar la piel. Lo mismo se aplica al tabaquismo.

Remedios caseros

Algunas personas confían en los remedios caseros para la piel seca, por ejemplo.

  • aceite de coco
  • aceite de almendras
  • aloe vera
  • Aguacate
  • aceite de oliva
  • miel de abeja
  • Jugo de zanahoria
  • arcilla

Mezcladas con agua, agua de rosas o un aceite de alta calidad y aplicadas como crema o mascarilla, estas sustancias pueden hidratar la piel seca y devolverle su flexibilidad.

Los remedios caseros tienen sus límites. Si los síntomas persisten durante un período de tiempo más largo y no mejoran o incluso empeoran, siempre se debe consultar a un médico.

Misceláneos

Haga mucho ejercicio al aire libre para promover la circulación sanguínea en la piel y prevenir la piel seca. Evite la exposición frecuente a la luz solar directa. Para proteger su piel del aire seco de la calefacción en invierno, puede usar humidificadores o colocar recipientes con agua en la habitación.

Piel seca: ¿cuándo hay que acudir al médico?

Debe consultar a un médico (de la piel) si:

  • Llevas mucho tiempo sufriendo de piel seca y la aplicación de crema no alivia los síntomas.
  • Tu piel de repente se seca sin motivo aparente.
  • Se desarrollan parches de piel escamosos y secos.
  • la piel está dolorosa, enrojecida e inflamada.

Síntomas adicionales como caída del cabello, dolores de cabeza, mareos y náuseas, aumento o pérdida significativa de peso, sed intensa, micción frecuente, inquietud interior o ansiedad inusual hacen que sea urgente visitar al médico.

Piel seca: ¿Qué hace el médico?

El primer paso es realizar una historia clínica, durante la cual su médico le preguntará en detalle sobre sus síntomas y los diversos factores que influyen en la apariencia de su piel. Las posibles preguntas incluyen:

  • ¿Cuánto tiempo llevas sufriendo de piel seca?
  • ¿Cambiaste tu dieta antes de que tu piel se secara?
  • ¿Tomas regularmente medicación?
  • ¿La piel seca va acompañada de otros síntomas?
  • ¿Sufre de una afección subyacente específica, como alergia o diabetes?

Los exámenes físicos

Después de tomar su historial médico, el médico lo examinará. El dermatólogo se concentrará en las áreas de la piel que han cambiado y las examinará con una lupa o un microscopio. Esto le permite determinar qué tan húmeda o grasa se ve la piel y si está notablemente áspera.

Las pruebas de laboratorio

Los análisis de sangre y de orina especiales también pueden ser informativos. Estos pueden detectar desviaciones en el equilibrio agua-sal, deficiencias y trastornos hormonales.

El médico puede utilizar una muestra de tejido (biopsia) para diagnosticar psoriasis o ictiosis.

Con la ayuda de exámenes adicionales, como el examen de heces, la colonoscopia, la ecografía y el examen de rayos X, se pueden identificar otras enfermedades como posibles causas de la piel seca.