Aceite de coco: intolerancia y alergia

Una saludable dieta incluye no solo hidratos de carbono, proteínas y vitaminas, sino también grasas. Aceite de coco se considera particularmente saludable. Se dice que el aceite tiene varias propiedades curativas.

Esto es lo que debes saber sobre el aceite de coco

Aceite de coco tiene un efecto positivo en salud de varias maneras. A pesar de su alto contenido en saturados ácidos grasos, se considera una de las grasas más valiosas para su uso en cocinar. Aceite de coco se extrae de los cocos. El color del aceite puede adquirir diferentes tonalidades, pero suele variar entre el blanco y el amarillo. A temperatura ambiente, el aceite de coco tiene una consistencia sólida, se derrite durante el calentamiento o en verano. Tan pronto como las temperaturas bajan, vuelve a endurecerse. Se utiliza en cocinar, por un lado, y para varios Cosméticos, en el otro. En general, el aceite de coco se caracteriza en particular por una alta proporción de saturados ácidos grasos. El aceite de coco huele y sabe levemente a coco. Las palmas de coco ya se podían encontrar hace 3000 a 4000 años. Pero no fue hasta el siglo XIX que su cultivo adquirió relevancia económica. En ese momento, los holandeses comenzaron a construir plantaciones en Ceilán. Hoy en día, el cultivo de cocoteros se reduce principalmente a zonas tropicales. Las plantaciones se encuentran a menudo cerca de la costa y en las orillas de los ríos. Filipinas, India e Indonesia representan la mayor parte de la producción de coco. Una parte importante de los cocos todavía se procesa localmente. En general, la producción de coco ha aumentado en un 19 por ciento desde 100. La grasa extraída de los cocos cubre la demanda mundial de aceite en un 1980 por ciento. El aceite de coco se produce especialmente en Francia, Alemania y los Países Bajos. Los países mencionados importan la pulpa de la fruta para transformarla en aceite de coco en las industrias nacionales. Para ello, la pulpa de la fruta se seca primero y luego se prensa. Para venderlo como aceite comestible, suele haber otros procesos en los que se refina el aceite.

Importancia para la salud

El aceite de coco tiene un efecto positivo sobre salud de varias maneras. A pesar de su alto contenido en saturados ácidos grasos, se considera una de las grasas más valiosas para su uso en cocinar. Es decir, el aceite de coco permanece estable bajo diversas influencias, como la luz, la temperatura y oxígeno. Otras grasas, en cambio, forman sustancias tóxicas debido a estos factores. Los ingredientes del aceite de coco lo convierten en una grasa adecuada para cocinar y cocinando. Pero el aceite de coco no solo es saludable porque no se descompone en sustancias tóxicas. Además, se dice que el aceite alivia Alzheimer enfermedad, calmar piel irritaciones y regular sangre niveles de lípidos. Los estudios han demostrado las capacidades del aceite. Además, el aceite de coco aumenta la cantidad de antioxidante enzimas CRISPR-Cas en el cuerpo. Estos pueden interceptar los radicales libres y de esta manera prevenir el desarrollo de las células cancerígenas. Sin embargo, para tal fin, el aceite debe ingerirse con regularidad. Lo mismo se aplica a la prevención de diabetes por aceite de coco. De hecho, el organismo no necesita glucosa para romper la cadena media moléculas de aceite de coco. En consecuencia, el aceite no afecta insulina niveles y reduce el riesgo de desarrollar diabetes. Externamente, el aceite de coco se puede aplicar a la piel. De esta forma evita picadura de mosquito y hace verrugas y los hongos desaparecen. Los ingredientes del aceite de coco son antibacterianos y antifúngicos. Esto lo hace adecuado para tratar dolencias causadas por bacterias específicas u hongos. Estos incluyen, por ejemplo, herpes, caries o cándida.

Ingredientes y valores nutricionales

El aceite de coco se compone principalmente de los triglicéridos. Adicionalmente, magnesio, vitamina E, calcio, potasio, sodio, cobre, de hierro, fósforo, aminoácidos y se pueden encontrar lactonas en el aceite. Sin embargo, debido a los procesos de refinería, el aceite de coco pierde gran parte de su vitamina Es. Además, contiene alrededor de 850 calorías por 100 gramos. El aceite de coco no contiene hidratos de carbono or proteínas. De los 92 gramos de grasa, 86 gramos son grasas saturadas. ácidos. Un papel especial lo juega acido laurico, que constituye la mayor proporción de grasas ácidos. Además, el ácido caprílico y el ácido cáprico se encuentran en el aceite. El aceite de coco no contiene colesterol. Por tanto, también es adecuado para personas que padecen molestias en la zona del sistema cardiovascular.

Intolerancias y alergias

Las intolerancias debidas al uso de aceite de coco ocurren muy raramente. Hasta ahora, no se pudo determinar ninguna alergia. frutos secos Por lo general, no sufren ningún síntoma por consumir cocos. En general, el consumo de aceite de coco se considera seguro. Algunas personas experimentan efectos secundarios por la aplicación externa del aceite. Estos incluyen, por ejemplo, secado piel áreas y una sensación de opresión. Si el aceite de coco resulta desagradable durante la aplicación externa, se puede lavar con agua tibia. agua y jabón. Las irritaciones más fuertes generalmente no permanecen. Sin embargo, los efectos secundarios indeseables debidos al aceite de coco son muy raros en general. Normalmente, el aceite se tolera bien.

Consejos de compra y de cocina

El aceite de coco sin refinar se considera una opción más saludable. Un alto procesamiento puede destruir algunos de los nutrientes de la grasa. Por eso tiene sentido optar por un producto menos procesado. Aceite de coco que se vende después del primer frío presionar se considera particularmente saludable. El aceite de coco orgánico se produce sin otros aditivos como agentes blanqueadores. En consecuencia, se recomienda utilizar aceite de coco de producción orgánica. El almacenamiento del aceite determina su consistencia. A temperatura ambiente, el aceite conserva su forma sólida. Por otro lado, si se almacena en lugares más cálidos, la grasa se licua. En general, la consistencia del aceite de coco no dice nada sobre la calidad, es propiedad exclusiva del aceite de coco con su baja temperatura de fusión. Sin embargo, en el mejor de los casos, el aceite de coco se almacena en un gabinete o refrigerador, donde está protegido de la luz solar directa. De esta forma, se puede conservar durante uno o dos años. Aceite de coco quemaduras solo a temperaturas superiores a 288 grados. En consecuencia, se puede utilizar para freír y freír sin ningún problema.

Consejos de preparación

Programas de llaves de aceite de coco es de muy suave a neutro, lo que lo hace adecuado para todos los platos. Se puede sacar del frasco en su forma sólida con una cuchara limpia y agregar a la sartén. Calentar la sartén derretirá el aceite de coco. Después de que el aceite de coco se haya licuado, cebolla picada, por ejemplo, se pueden freír en el aceite hasta que estén transparentes, o se pueden agregar otras verduras. La temperatura de la estufa se puede aumentar sin dudarlo. A diferencia de la mayoría de los otros aceites, no se producen sustancias nocivas como resultado del calentamiento intenso. Para que el aceite de coco dure el mayor tiempo posible, solo debe entrar en contacto con objetos limpios. De lo contrario, bacterias específicas se esparcirá en el frasco, lo que reducirá la calidad del aceite. Para la aplicación externa de aceite de coco, no es necesaria ninguna preparación adicional. En cambio, la grasa se toma y se calienta brevemente entre las palmas de las manos en determinadas circunstancias. En estado líquido, el aceite de coco se puede esparcir fácilmente sobre la piel.