Papulosis bowenoide: causas, síntomas y tratamiento

La papulosis bowenoide es una piel Infección causada por el virus del papiloma humano. Provoca cambios papulares de la piel en la región genital.

¿Qué es la papulosis bowenoide?

En medicina, la papulosis bowenoide también lleva el nombre técnico de Condylomata plana. Esto se refiere a un piel Infección cuyo agente causal es el virus del papiloma humano (VPH). La papulosis bowenoide se caracteriza por papular cambios en la piel en la zona genital. La papulosis bowenoide se considera tanto un síntoma como una infección. Además, la enfermedad de la piel presenta el riesgo de consecuencias graves. Papiloma humano virus también puede causar carcinomas de la ano, pene y útero. Las personas entre 20 y 40 años se ven particularmente afectadas por la papulosis bowenoide. La papulosis bowenoide se describió por primera vez en 1970 y es un subtipo de la enfermedad que afecta a la región del cabeza y barba pelo también fue identificado en 1978.

Causas

Los creadores de la papulosis bowenoide son los virus del papiloma humano. Más específicamente, provienen de los grupos de VPH 16, 18, 31 y 33, que son subtipos (serotipos) de ciertos virus que se consideran tipos de alto riesgo. Por lo tanto, estos virus corren el riesgo de desencadenar el crecimiento de una las células cancerígenas. El ADN de estos serotipos de alto riesgo se puede detectar en aproximadamente el 90 por ciento de todas las displasias cervicales. Por lo tanto, los Patógenos También se cree que desempeñan un papel en la patogenia del pene. las células cancerígenas y el cáncer cervicouterino . La papulosis bowenoide, por ejemplo, a menudo se considera una indicación definitiva de infección por virus del papiloma humano. Por lo tanto, se debe consultar a un médico lo antes posible si se sospecha esta enfermedad de la piel. La papulosis bowenoide casi siempre se transmite por contacto con la piel. Por regla general, se trata de relaciones sexuales sin protección. La papulosis bowenoide es también una de las infecciones más comunes que se transmiten durante las relaciones sexuales. Sin embargo, en muchos casos, la infección pasa desapercibida. En casos raros, la transmisión del virus del papiloma humano también puede ocurrir a través de toallas que se han compartido.

Síntomas, quejas y signos.

La característica típica de la papulosis bowenoide es la aparición de pápulas de coloración marrón rojiza, planas y aterciopeladas. Son del tamaño de una cabeza de alfiler o de una lente y alcanzan un diámetro de entre dos y ocho milímetros. Las pápulas, que a veces están maceradas, aparecen principalmente en el glande del pene en los hombres y en los grandes y pequeños. labios en las hembras. Sin embargo, estos cambios en la piel no provocan dolor. Solo en casos raros hay un ligero picor. A veces, las personas afectadas ni siquiera notan la infección debido a esto. Otros pacientes suelen emprenderterapia forestal. Sin embargo, dado que existe el riesgo de transición a carcinoma de vulva o pene, el tratamiento debe ser realizado por un médico. En la papulosis bowenoide, las pápulas a menudo se forman en un corto período de tiempo. Sin embargo, a veces su crecimiento ocurre muy lentamente a lo largo de los años.

Diagnóstico y curso

Si se sospecha papulosis bowenoide, es inevitable una visita al médico. Un médico experimentado notará células disqueratósicas en la dermis. Se consideran las primeras etapas de un carcinoma in situ. Este es un tumor epitelial en el que no hay crecimiento invasivo. Por lo tanto, se forma solo intraepitelialmente. Esta circunstancia permite confirmar el diagnóstico de papulosis bowenoide. Otra confirmación es la fuerte similitud con Enfermedad de Bowen. Además, existe la opción de detectar el ADN de los virus del papiloma humano mediante una reacción en cadena de la polimerasa. Mediante la hibridación y la secuenciación, también es posible determinar el serotipo viral exacto de los virus HP incluso antes de que aparezcan los primeros síntomas. Sin embargo, si el virus concentración es demasiado bajo, existe el riesgo de resultados falsos negativos. El curso de la papulosis bowenoide varía. A veces, la curación espontánea sin tratamiento médico puede ocurrir después de unos meses. Sin embargo, si los síntomas no se resuelven, existe el riesgo de formación de carcinoma, que en el peor de los casos puede incluso resultar en la muerte del paciente.

Complicaciones

En muchos casos, la papulosis bowenoide no produce ninguna otra complicación o síntoma. Los pacientes reconocen las pápulas en el área genital. Sin embargo, estos no se identifican en todos los casos. Muchos pacientes también inician la autoayuda. medidas para combatir la papulosis bowenoide. Esto a menudo tiene éxito, de modo que las pápulas vuelven a desaparecer y no hay más molestias. En casos graves, el síntoma puede progresar a carcinoma vulvar o carcinoma de pene. En este caso, el tratamiento médico es definitivamente necesario. En la papulosis bowenoide, dolor o la picazón ocurre solo en casos raros. El tratamiento médico se realiza sin complicaciones ni molestias. Se realiza principalmente con láseres, que se utilizan para eliminar las capas superiores de la piel. Esto combate eficazmente la papulosis bowenoide. No hay dolor para el paciente. Sin embargo, no se puede garantizar que la papulosis bowenoide no se repita. Después del tratamiento, generalmente se realizan más exámenes para verificar el éxito del tratamiento. Para evitar más complicaciones, los jóvenes deben vacunarse contra los virus HP.

¿Cuándo deberías ir al médico?

La papulosis bowenoide es una infección por el virus del papiloma humano (VPH). La infección puede Lead a complicaciones tardías graves y debe ser tratado de inmediato por un médico. Las posibles complicaciones son los carcinomas del ano, pene o útero. Dado que la enfermedad es contagiosa, una persona afectada no solo debe ir al médico él mismo, sino también motivar a sus parejas sexuales a hacerlo. El período de incubación, es decir, el tiempo entre la infección y el brote de la enfermedad, puede ser muy largo y durar varios años. Por lo tanto, por lo general ya no es posible determinar de quién una persona contrajo originalmente la enfermedad. Sin embargo, si se conoce al portador, la persona afectada definitivamente debe ser informada sobre el incidente para que pueda buscar tratamiento médico. Los pacientes reconocen la papulosis bowenoide por varios síntomas. En las mujeres, estos incluyen principalmente pápulas de color marrón rojizo del tamaño de una cabeza de alfiler que se forman principalmente en el labios menores y labios mayores. La lesiones de la piel a veces, pero no siempre, van acompañadas de picazón. En los hombres, las pápulas aparecen principalmente en el pene. Cualquiera que note estos síntomas no debe esperar que estos cambios en la piel desaparecerán por sí solos, pero conviene consultar inmediatamente a un especialista en piel y enfermedades de transmisión sexual. Es mejor que las mujeres consulten a su ginecólogo.

Tratamiento y terapia

Como regla general, el terapia forestal de la papulosis bowenoide se lleva a cabo mediante ablación del lesiones de la piel. Para ello, el médico recurre a un electrocauterio o un carbono láser de dióxido. El electrocauterio es el corte quirúrgico de estructuras de tejido con la ayuda de una corriente eléctrica intensa. Otra opción de tratamiento es la eliminación de pápulas mediante legrado o diatermia. La diatermia también se llama termoterapia de alta frecuencia y es uno de los procedimientos electroterapéuticos. Con la ayuda de la corriente eléctrica, se genera calor dentro del tejido corporal. El tejido infectado puede separarse y destruirse localmente mediante la corriente de alta frecuencia. Debido a la fuerte sangre suministro al tejido genital, la diatermia se considera el método más sensible de terapia forestal porque implica menos sangrado. Durante legrado, se raspa el tejido infectado. Incluso después de la extirpación exitosa de las pápulas, deben realizarse exámenes de seguimiento regulares porque todavía existe el riesgo de degeneración maligna.

Perspectivas y pronóstico

En general, el pronóstico de la papulosis bowenoide puede considerarse favorable. Con las opciones disponibles, se puede lograr tanto la paliación como la curación de la enfermedad. La elección del enfoque terapéutico debe realizarse de acuerdo con las preferencias individuales del paciente, ya que se pueden lograr buenos resultados de curación con la medicina convencional y las alternativas. Los poderes de autocuración de una persona básicamente sana con un sistema inmunitario son suficientes para la recuperación. Normalmente, la ausencia de síntomas se logra en unas pocas semanas. En pacientes con otras enfermedades o psicológicas estrés, la atención médica puede acelerar enormemente el proceso de curación. En principio, no se puede excluir una recurrencia de la papulosis bowenoide. Las perspectivas de cura no cambian incluso si la enfermedad reaparece. Siguen siendo buenos En casos raros, la papulosis bowenoide conduce a la formación de carcinoma. Estas secuelas pueden tener un curso fatal sin una supervisión médica temprana y completa. Por tanto, es importante que el paciente se someta a un examen de control y acceda al tratamiento lo antes posible en caso de irregularidades. La perspectiva de pronóstico con el carcinoma depende críticamente del diagnóstico y la existencia salud del paciente. Con un debilitado sistema inmunitario, el organismo dispone de pocos recursos que serían útiles para las células cancerígenas terapia.

la prevención del cáncer

Para prevenir la papulosis bowenoide, se recomienda la vacunación general contra el virus HP. Se considera útil para niñas y niños de 12 a 17 años. Además, es recomendable protegerse con un condón durante las relaciones sexuales.

Programa de Cuidados Posteriores

La persona afectada por esta enfermedad suele tener muy pocas o ninguna medidas y opciones de cuidados posteriores. En primer lugar, la enfermedad en sí debe tratarse para que no se produzcan más complicaciones y quejas. El diagnóstico temprano siempre tiene un efecto positivo en el curso posterior de la enfermedad y también puede aliviar más dolencias. En la mayoría de los casos, la persona afectada por esta enfermedad depende de un tratamiento regular por parte de un médico, que debería aliviar los síntomas de forma permanente. En este caso, la autocuración no puede ocurrir. En la mayoría de los casos, incluso después de la eliminación de las pápulas o pústulas, es necesario un mayor control por parte del médico. Las áreas afectadas deben envolverse en un vendaje para prevenir infecciones u otras enfermedades. Cuidados posteriores adicionales medidas generalmente no son necesarios. Dado que la enfermedad también puede Lead En el caso de un tumor maligno, los exámenes periódicos realizados por un médico también son generalmente muy útiles para detectar este tumor en una etapa temprana y continuar extirpándolo. Algunas personas afectadas a veces dependen del tratamiento psicológico para esta enfermedad.

Esto es lo que puedes hacer tu mismo

Los pacientes con papulosis bowenoide primero acuden a un profesional médico para acelerar la recuperación de la enfermedad. Por lo general, el médico extrae las pápulas mediante diferentes procedimientos y el paciente debe seguir ciertas reglas de conducta después del tratamiento. En primer lugar, es importante no tener otras obligaciones el día del procedimiento y abstenerse de realizar actividades físicas, especialmente cualquier tipo de deporte. El paciente debe discutir cualquier excepción con el médico tratante. Dependiendo de la severidad del procedimiento quirúrgico, puede ser beneficioso para la curación de la papulosis bowenoide si el paciente se permite un descanso físico durante unos días y evita problemas mentales adicionales. estrés. Para apoyar su propia recuperación, los pacientes con papulosis bowenoide prestan especial atención a una higiene personal adecuada. El médico informa al paciente sobre las medidas de higiene adecuadas para evitar irritar las zonas operadas y prevenir complicaciones. También es extremadamente importante que los pacientes con papulosis bowenoide se abstengan de tener relaciones sexuales. La duración de esta abstinencia la determina el médico tratante. Los exámenes de seguimiento regulares ayudan a controlar el proceso de curación y, si es necesario, a intervenir a tiempo si surgen complicaciones. Las actividades deportivas también deben reanudarse después del procedimiento quirúrgico solo después de consultar con el médico.