Dolor de huesos: causas, tratamiento y ayuda

Incómodo dolor de huesos Los legos a menudo lo confunden con el dolor del sistema musculoesquelético y ligamentoso y requiere un diagnóstico preciso y completo para diferenciarlo.

¿Qué es el dolor de huesos?

En general, dolor de huesos en edad avanzada se refiere a todo el esqueleto e involucra predominantemente al Costillas, los huesos de la columna vertebral y la pelvis. Dolor en los huesos se conoce como deterioro doloroso del huesos y articulaciones. Hueso dolor ocurre en personas mayores y adultos, así como ya en niños y adolescentes. El último grupo de personas a menudo se queja de huesos dolor en las piernas. Como regla, hueso dolor en edad avanzada se refiere a todo el esqueleto e incluye predominantemente el Costillas, los huesos de la columna y la pelvis. El dolor de huesos puede ocurrir bajo condiciones físicas. estrés así como en reposo y también se muestra en la forma del llamado tenis codo. Además, el dolor de huesos puede ser el desencadenante de diversas enfermedades secundarias. Además de la dependencia de analgésicos, los afectados sufren una reducción significativa de su calidad de vida y duermen mal. Esto, a su vez, puede promover enfermedad mental.

Causas

Las causas, que Lead a dolor óseo más o menos severo, son de naturaleza bastante diversa. Dependiendo de la localización del dolor óseo, se pueden identificar indicaciones claras de las posibles causas. Además del dolor óseo manifestado regionalmente, el dolor óseo generalizado también puede ser causado por una carga incorrecta de los huesos, así como por la articulaciones. Además, la tensión muscular también contribuye al dolor de huesos. Algunas enfermedades preexistentes o concomitantes como las células cancerígenas o los tumores pueden Lead a un deterioro de la estructura ósea. Estos también dan lugar a dolor de huesos. Especialmente para tumores con una diseminación generalizada de metástasis o tumores del tejido óseo, el dolor de huesos es en gran parte típico. En caso de manifestado osteoporosis o después de accidentes, el dolor de huesos también es perceptible. En los ancianos, las enfermedades degenerativas y el daño a los riñones también provocan dolor de huesos. Enfermedades asociadas a un fuerte aumento de la temperatura corporal, como es el caso de la fiebre del denguey los resfriados con fiebre alta también contribuyen a los síntomas dolorosos en los huesos. Etapa avanzada hepatitis A, La enfermedad de Lyme, e intolerancia a gluten son desencadenantes clásicos del dolor de huesos.

Enfermedades con este síntoma.

  • Codo de Tenista
  • Dengue fever
  • Resfriado comun
  • Enfermedad celíaca
  • Cáncer
  • Osteoporosis (pérdida ósea)
  • La hepatitis A
  • Plasmocitoma (mieloma múltiple)
  • Tumor
  • Metástasis
  • Fallo renal agudo
  • Enfermedad de Cushing

Diagnóstico

El diagnóstico de dolor de huesos puede ser bastante difícil si está relacionado con todo el cuerpo. Si se trata de un dolor óseo claramente localizado y que se origina en fracturas, el diagnóstico ya es posible con la palpación y utilizando Rayos X tecnología. Además, las pruebas de diagnóstico para el tratamiento del dolor óseo incluyen procedimientos como densitometría ósea, sangre trabajo y análisis de laboratorio de orina y suero, así como pruebas especiales.

Complicaciones

Las posibles complicaciones del dolor óseo son variadas y dependen principalmente del desencadenante del dolor. Debe hacerse una distinción entre causas relativamente inofensivas de dolor óseo y enfermedades subyacentes graves. El dolor de huesos agudo e inofensivo a veces es causado en los atletas por una tensión excesiva en los músculos. El dolor luego se irradia a los huesos. En este contexto, también es posible que se produzcan hematomas mínimos en los huesos, como las espinillas. Este dolor de huesos suele pasar rápidamente y rara vez conduce a complicaciones. A veces, sin embargo, el dolor de huesos es causado por enfermedades malignas, como cáncer de hueso or metástasis a los huesos. No tratar estas afecciones puede Lead a complicaciones potencialmente mortales como el las células cancerígenas se propaga sin control. Si órganos internos están afectados, existe el riesgo de complicaciones graves, incluida la insuficiencia orgánica, por lo que los pacientes a veces mueren. Por este motivo, el dolor óseo prolongado siempre debe ser examinado por un médico. Las complicaciones también surgen a veces de terapia forestal para el dolor de huesos. En el caso de intervenciones quirúrgicas en la zona de los huesos, existe el riesgo de lesiones con consecuencias de gran alcance. Por ejemplo, algunos pacientes a veces sufren parálisis u otras discapacidades de movilidad debido a complicaciones durante o después de la cirugía ósea. Estas discapacidades son temporales o permanentes, pero en cualquier caso afectan la capacidad del paciente para manejar la vida diaria de forma independiente.

¿Cuándo deberías ver a un médico?

En las personas sanas, los huesos rara vez duelen. Es por eso que el dolor de huesos es un motivo para consultar a un médico, independientemente de la edad o salud. En los niños, probablemente sea dolores de crecimiento - ocurren principalmente por la tarde hasta la noche y desaparecen nuevamente por la mañana. Sin embargo, dado que el dolor de huesos no se dolores de crecimiento, pero también podría indicar cánceres raros o trastornos del crecimiento, el pediatra debe confirmar que las quejas son realmente inofensivas. En un adulto, el dolor de huesos puede ocurrir debido a fuertes estrés en los huesos, por ejemplo, después de un fuerte arrastre. Sin embargo, dicho dolor también puede ser el resultado de una tensión que ya ha dejado daños en los huesos. Si el dolor de huesos reaparece o no mejora después de la observación inicial, se debe buscar atención médica para determinar de dónde proviene y cómo se puede tratar. El daño a los huesos no siempre es reversible, lo que significa que algunas deficiencias en los huesos no sanarán adecuadamente. El dolor óseo recurrente y regular también suscita la sospecha de una enfermedad de los huesos, como osteoartritis or osteoporosis. Dolor de huesos severo y repentino con síntomas como mareo, náusea, o la formación de una gran moretón en el sitio doloroso indica un hueso fractura. Un hueso fracturado debe ser tratado inmediatamente por un médico. El afectado deberá ser trasladado al médico o recogido en ambulancia, ya que en este caso no podrá realizar el viaje por su cuenta.

Tratamiento y terapia

Se utilizan métodos terapéuticos muy diferentes para tratar el dolor de huesos. Los métodos que se utilizan para el dolor óseo dependen de los resultados del diagnóstico, la extensión, las causas y la localización del dolor óseo. Si el dolor de huesos no se trata, puede suponer un alto riesgo de salud condición y desempeño de la persona afectada en el curso posterior. Si el dolor de huesos se produce debido a una incorrecta estrés o tensión, los ejercicios fisioterapéuticos y masajes, así como la medicación adecuada, pueden ayudar. Por un lado, el dolor de huesos se alivia con los tratamientos médicos convencionales habituales y comprobados. medidas, sino también con enfoques médicos alternativos como homeopatía. Además de tomar analgésicos y adicional vitamina A en caso de síntomas de deficiencia, se requieren medicamentos especiales, por ejemplo, en caso de raquitismo or artrosis, para reducir el dolor de huesos. Si el dolor de huesos es un las células cancerígenas o un llamado plasmocitoma, quimioterapia así como radiación adicional terapia forestal del tumor son fundamentales.

Perspectivas y pronóstico

Si el dolor de huesos es causado por fractura, debe ser tratado inmediatamente por un médico. Cuanto antes se produzca el tratamiento, mayores serán las posibilidades de curación completa del fractura. En la mayoría de los casos, los huesos tardan varias semanas en crecer de nuevo juntos. Durante este tiempo, el dolor se puede aliviar con la ayuda de analgésicos, pero esto no debe hacerse durante un período de tiempo demasiado largo. En caso de sobrecarga de los músculos, también puede producirse dolor de huesos. Estos desaparecen nuevamente cuando los músculos descansan y se relajan. Debido al dolor de huesos, el paciente a menudo está restringido y no puede moverse de forma independiente. El depende de muletas o una silla de ruedas. El dolor de huesos severo sin accidente previo puede indicar problemas con órganos internos. La posibilidad de una cura en este caso depende en gran medida de la gravedad del síntoma. En cualquier caso, el dolor de huesos debe ser examinado por un médico si dura varios días o provoca un dolor insoportable.

la prevención del cáncer

Para prevenir el dolor de huesos, un dieta, el ejercicio físico y evitar las malas posturas y la tensión unilateral sobre los huesos y los aparatos de soporte son importantes. Para prevenir el dolor de huesos debido a causas osteoporóticas, los huesos y los músculos deben fortalecerse mediante una nutrición específica y medicación eficaz. Si aparecen ciertos signos en una enfermedad asociada con los huesos o dolor de extremidades, se recomienda la visita oportuna al médico. Esto puede contrarrestar una mayor agravación del dolor óseo e incluso eliminarlo por completo. A veces probado remedios caseros y las hierbas para frotar también ayudan de manera preventiva contra el dolor de huesos.

Que puedes hacer tu mismo

Si el dolor óseo se produce debido a una fractura del hueso, no es posible la autoayuda. En este caso, la persona afectada debe acudir al médico de inmediato para que no haya consecuencias tardías. Un sentimiento de mareo or vómitos también puede acompañar a un fractura de hueso. El dolor de huesos se puede adormecer con analgésicos durante un período corto de tiempo. Sin embargo, el uso prolongado de analgésicos no es saludable y no debe realizarse. El área afectada del cuerpo se puede tratar con la ayuda de calor y frío. Aquí ayudan los baños, una visita a la sauna y el enfriamiento del área respectiva con hielo o con una almohadilla de enfriamiento. cremas y ungüentos con un efecto refrescante en el piel también ayuda. En la mayoría de los casos, el dolor de huesos desaparece después de unos días. En general, un saludable dieta con una gran cantidad de vitaminas y los nutrientes ayudan contra el dolor de huesos. Estos promueven la curación de huesos y músculos. El cuerpo no debe estar expuesto a un estrés innecesario durante el dolor de huesos. En particular, las áreas afectadas deben someterse a poco estrés o uso. Si es un fractura de hueso, la curación también puede acelerarse con una alimentación saludable y poco movimiento del área rota.